Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro.net@gmail.com

 

LOTERIA DE NAVIDAD

 

 

 

 

 

Dodge Dart 270

 

La primera impresión que produce el “Dodge Dart Barreiros” es la de la solidez. Inmediatamente, el usuario se ha percatado, a los pocos kilómetros de guiarlo, de su gran confortabilidad. Después se van experimentando una cascada ininterrumpida de sensaciones agradables que todavía perduran al abandonar el coche.

 

El modelo que la firma Barreiros puso a disposición de nuestro equipo de pruebas pertenecía al año 1965, ya que otro modelo del 66 que nos cedía no estaba lo suficientemente rodado como para obtener de él un rendimiento satisfactorio.

 

Virtualmente esto no afectaba para nada a nuestro objetivo, ya que ambos modelos son idénticos, mecánicamente hablando, con la sola excepción de modificaciones en su aspecto exterior, a saber: nuevo diseño de parrilla, supresión de la moldura lateral de la carrocería, nueva geometría de las luces traseras y nuevo diseño del salpicadero.

 

El protagonista de nuestra prueba tenía, al empezar ésta última, 4.350 kilómetros. Utilizamos, como es habitual, gasolina de 96 octanos. Iniciamos nuestro recorrido escogido (el ya conocido por nuestros lectores: Madrid, Alto de los Leones, San Rafael, Valladolid, Palencia, Burgos, Alto Somosierra, Madrid), el pasado 3 de marzo a primera hora de la mañana, con temperatura de 9 grados, sol y suelo seco. El trayecto hasta el alto del puerto de Guadarrama se realizó a ligero tren, poniéndose el coche en el trozo nuevo de autopista a 140 kilómetros por hora con entera facilidad. Tomando la desviación de Villalba pudimos constatar la estupenda aceleración que posee, tanto en primera, como en segunda o en tercera. En este aspecto hace honor a los 3,69 litros de cilindrada de su motor de seis cilindros.

 

 

 

La subida al Alto de los Leones, favore cidos por la casi absoluta ausencia de circulación, la realizamos a una marcha muy viva. Descendiendo hacia San Rafael encontramos vestigios de hielo, así como piso húmero, lo cual nos hizo adoptar las lógicas precauciones de rigor. No obstan te este descenso del tren de marcha no nos impidió percatarnos del buen “agarre" del coche en las curvas, logrando de él, el hacerle derrapar ligeramente de atrás para tomar alguna curva, comprobando que se sujeta de manera perfecta. Esto, unido a la gran salida que tiene, se le puede pisar en segunda para salir lanza do. En cuanto a frenos, suspensión, esta bilidad y dirección merecen nuestros plá cemes. Al pasar por San Rafael echamos números: 90 kilómetros por hora de pro medio y consumo ligeramente superior a los 15 litros. Aceptables estas cifras si consideramos el “hueso” del puerto que tuvimos que franquear.

 

De San Rafael a Valladolid la densidad circulatoria no sufrió variaciones sensibles. Sin comentarios dignos de mención transcurrió nuestro viaje hasta las rectas que hay llegando a Olmedo (en donde realizamos las pruebas de aceleración). En aquellos parajes el coche hubo ratos que se puso a 160 por hora. A partir de Boecillo, quince o veinte kilómetros antes de llegar a Valladolid, empezó a caer agua con cierta intensidad, lo que nos obligó a bajar el tren de marcha en evitación de posibles sorpresas. Notamos que el comportamiento del coche sobre el agua era bueno.

 

 

 

Tanto la media general como el consumo hasta Valladolid fueron ligeramente superiores, lo que demuestra que un coche potente como éste, a velocidades de 140 y 160, repercute directamente en un consumo más elevado.

 

 

   
 

ACELERACION

 

400 m. salida parada: 20 segundos

 

1000 m. salida parada: 38 segundos 4 décimas

 

 

De Valladolid a Palencia continuó la presencia del líquido elemento, con aumento sensible de la circulación, especialmente de camiones. Esto, unido a la parcial inundación de algunos tramos de carretera, hizo descender sensiblemente nuestro promedio a 89,03 en relación directa al consumo (10,21 litros), lo que ratifica nuestro criterio anterior. Esta cifra de consumo es equiparable casi a la de un coche de turismo pequeño. La estanqueidad la pudimos comprobar en todo este tramo en las horas que estuvimos en Palencia, con el coche aparcado y soportando un aguacero persistente.

 

El resultado fue que ni una sola gota de agua penetró en el interior. El limpiaparabrisas es muy eficaz. El depósito de agua para su limpieza es un recipiente de plástico de buen acondicionamiento y capacidad, cuyo accionamiento se efectúa a través de un motorcito eléctrico, lo que evita el tener que bombear agua con el dedo.

 

El tramo siguiente, Palencia-Burgos —después de haberle hecho un recorrido en ciudad de 187 kilómetros en Palencia, en donde, a pesar de sus 3.690 centímetros y de la estrechez y angostura de sus calles, se comportó de manera satisfactoria, tanto por su maniobrabilidad como su sencillez de aparcamiento—, cambió el tiempo y disminuyó hasta casi hacerse imperceptible la circulación. Únicamente a diez kilómetros de Burgos apareció la carretera mojada.

 

 

 

El promedio de marcha de Palencia a Burgos lo hacemos a 105 kilómetros por hora, subiendo también el consumo a 16,02 litros a los 100. Muchos lectores notarán que en este tramo la media no fue excesiva. Ello se debe a que en estos 88 kilómetros nos dedicamos a comprobar las variaciones del cuentakilómetros, puesto que no todo consiste en ir a tope siempre.

 

Tras parar en Burgos para sacar algunas fotografías, emprendimos la marcha hacia el Alto de Somosierra, acompañados de un aire lateral bastante considerable, buen tiempo y suelo mojado hasta 20 kilómetros de la salida de la ciudad del Cid. La circulación aumentó algo más, pero sin llegar a ser abundante, ni siquiera molesta, a pesar de ser la CN-1. Así pues, el promedio subió hasta casi los 112 por hora, aumentando también el consumo a 18,03 litros, teniendo en cuenta que aquí fue donde pusimos a tope el acelerador, llegando éste último a marcar 165 kilómetros por hora, cifra que a tenor del error apreciado por nosotros en el cuentakilómetros, se quedan reducidos a 154,84 kilómetros hora, promedio muy aceptable con sólo tres velocidades. Es muy posible que con una caja de cambios menos desmultiplicada y una cuarta velocidad, el coche bajaría en reprise y ganaría en velocidad punta. De todas maneras, marchando a tercera a 40 kilómetros por hora, se le pisa y “sale” con espectacularidad.

 

Carea de Aranda de Duero existen unos tramos con curvas cerradas, en donde entramos fuerte para ver el comportamiento de este coche. El resultado se define asi: maravilloso. En las curvas suaves el coche las abordaba a 150 kilómetros por hora de contador sin que acusase el menor síntoma de alarma. El volante, a veces, lo llevamos con una sola mano, sin que por ello experimentara la más insignificante modificación en su trayectoria.

 

Comenzando a escalar Somosierra, encontramos nieve en las laderas, y ya casi coronando nos encontramos con hielo en la misma carretera, pero no había apenas circulación, lo cual se tradujo en la ausencia de problemas de ningún tipo.

 

Entre Somosierra y Madrid, los tres primeros kilómetros, nevados y con manchas de hielo, así como un viento intenso de costado. El tráfico, se notaba que íbamos acercándonos a la capital, se animó bastante, pero siempre con tendencia a no resultar embarazoso. El promedio, teniendo en cuenta que casi todo es cuesta abajo, fue de 107,50 kilómetros por hora, pero en lo que se notó lo favorable del terreno fue en el consumo, que descendió espectacularmente, en relación con el tramo Burgos-Somosierra, a 12,55 litros a los 100. Llegando a San Sebastián de los Reyes la circulación se hizo densa, pero en general en términos muy aceptables.

 

 

CONSUMO
           
 
Itinerario
Km.
Litros/100km
Promedio km/h
Observaciones
  Madrid-San Rafael
57
15,61
90,00
Carretera seca y sol
  San Rafael-Valladolid
132
18,78
113,14
Tráfico escaso
  Valladolid-Palencia
46
10,21
89,03
Lluvia fuerte
  Palencia-Burgos
88
16,02
105,60
Tráfico nulo
  Burgos-Alto Somosierra
153
18,03
111,95
Buen tiempo
  Alto Somosierra-Madrid
86
12,55
107,50
Tráfico medio
  Medio de la prueba  
15,20
102,87
 
           

 

 

Para completar y ratificar la impresión que nos produjo este modelo, realizamos posteriormente un viaje a Barcelona, con tres personas a bordo, después del cual llegamos a la convicción de que se trata de un coche con una “tenue de route” extraordinaria, y que posee todos los ingredientes para convertir un largo viaje por carretera en un verdadero placer de la conducción y confort.

 

 

 

En el salpicadero nos llamó poderosamente la atención una iluminación en tono verdoso, graduable con más o me nos intensidad, que realza la prestancia y calidad de este nuevo coche español.

 

El cambio de luces va al pie, a la izquierda del pedal de embrague, sistema que, aunque no es nuevo, no resulta de difícil adaptación.

 

Respecto al interesante capítulo del consumo, podríamos aplicar el clásico refrán, en su “adaptación” para el automóvil. Es decir: “Dime cómo le pisas y te diré cuánto consumes.” Efectivamente, este coche ofrece una amplia gama de posibilidades, puesto que a velocidades inferiores a los 100 kilómetros por hora no consume más arriba de los 10 litros cada 100 kilómetros, mientras que con promedios altos sin límite consume cerca de los 19 litros.

 

 

 

En ciudad la forma más económica y práctica de llevarle es siempre a punta de gas, ya que con este procedimiento, al que podríamos calificar como el adecuado, el consumo oscila alrededor de los 15 litros.

 

No obstante, este gasto aumenta hasta cerca de los 20 litros cuando la conducción es despreocupada, sin miramiento en las aceleraciones.

 

 

   
 

CARACTERISTICAS TECNICAS

 

Motor

Ciclo: 4 tiempos.

Cilindrada: 3.690 c. c.

Número y disposición de los cilindros: 6 en línea. Motor inclinado 30°.

Potencia fiscal: 22 CV.

Par motor: 29,7 m. Kg., a 2.400 r. p. m. Relación de compresión: 8,4:1. Carburadores: Uno, marca Holley. Escape: Monoescape.

 

Reglaje de válvulas

Juego entre balancines y válvulas con motor caliente:

Admisión: 0,25 mm.

Escape: 0,50 mm.

 

Encendido

Orden de encendido: 1-5-3-6-2-4. Distribuidor: Marca FEMSA o CEES A. Avance: Tipo automático centrifugo-vacío. Avance a 550 r. p. m.: 2,5° antes del P. M. S.

Separación de los contactos: 0,45 a 0,60 milímetros.

Bujías: Marca y tipo Champion N-14Y. Separación de los electrodos: 0,9 mm. Bobina: Marca FEMSA o CEESA. Resistencia de balasto: 0,5 a 0,6 ohmios.

 

 

 

Refrigeración

Por circulación forzada de agua en doble circuito con termostato regulador. Bomba de agua: Centrífuga.

Radiador, tipo: Tubos y aletas.

Apertura del termostato: 72° C.

Presión en el circuito (regulada por tapón): 1 Kg/centímetro cuadrado.

 

Lubricación

A presión por bomba de engranajes. Accionamiento: Por piñones desde el árbol de levas.

Presión a 1.000 r. p. m.: 3,25 a 4,25 kilo- gramos/centímetro cuadrado.

 

Equipo eléctrico

Motor de arranque CEESA: MA-110 F 4. Alternador CEESA: 133 D 6.

Regulador CEESA: GR-135 F 6.

Capacidad batería: 48 A/h.

 

Embrague

Monodisco en seco, de accionamiento mecánico.

Diámetro exterior del disco: 235 mm.

 

Caja de cambios

Modelo: A-903, 3 velocidades. Accionamiento: Cambio volante. Relaciones:

Primera: 2,95:1.

Segunda: 1,83:1.

Tercera: 1:1.

Marcha atrás: 3,8:1.

 

Eje trasero

Tipo : Hipoide, semiflotante. Relación: 3,23:1.

 

Dirección

Tipo: De circulación de bolas. Relación: 28,9:1.

Diámetro del volante: 407 mm.

 

Tren delantero

Comprobación en orden de marcha: Caída: Rueda izquierda, 1/2 º; rueda derecha, + 1/4°.

Avance: -1/2º

Convergencia: 3,2 ± 0,8 mm.

 

Suspensión delantera

Ruedas independientes.

Tipo: Barras de torsión.

Amortiguadores: Hidráulicos telescópicos de doble efecto.

 

Suspensión trasera

Tipo: Ballestas semielípticas. Amortiguadores: Hidráulicos telescópicos, de doble efecto.

 

Frenos

Tipo: Hidráulicos (Bendix) autorregulables. (Con servofreno en los modelos “GL”.)

Superficie total de fricción: 1.015 centímetros cuadrados.

Freno de mano

Tipo: Mecánico de tracción.

Acción: Sobre las ruedas traseras.

 

Ruedas

Llanta: 4,75J x 13.

Neumáticos: 7,25 x 13.

Tipo: Sin cámara.

Banda: Blanca estrecha.

Telas: 4 de nylon.

Presión de inflado:

Delanteras: 1,7 a 1,8 Kg/cm2 .

Traseras: 1,7 a 1,8 Kg/cm2 .

 

Capacidades diversas

Aceite del motor: 3,80 litros (con filtro, un litro más).

Aceite caja de cambios: 3,00 litros. Aceite diferencial: 0,95 litros.

Agua sistema refrigeración:

Sin calefacción: 12,3 litros.

Con calefacción: 13,3 litros.

Depósito de gasolina: 68 litros.

Dimensiones y peso

Longitud total: 4.986 mm.

Anchura total: 1.744 mm.

Altura: 1.381 mm.

Distancia entre ejes: 2.819 mm.

Vía delantera: 1.420 mm.

Vía trasera: 1.412 mm.

Radio de giro: 4.720 mm.

Peso del coche vacío en orden de marcha: 1.278 kilogramos.

Carga útil: 480 kilogramos.

Peso total con carga: 1.758 kilogramos.

 

 

 

 

 

VIRTUDES

· ADMIRABLE "TENUE DE ROUTE"

· MOTOR DE ACELERACION MUY BRILLANTE, SILENCIOSO Y POTENTE

· CONSUMO NORMAL A VELOCIDADES MEDIAS

· INSONORIZACION Y CLIMATIZACION EXCEPCIONALES

· GRAN COMODIDAD INTERIOR, CON UNA SUSPENCION BUENA Y AGRADABLE

· DOCIL EN LAS CURVAS. MANIOBRERO EN CIUDAD A PESAR DE SU TAMAÑO

· FRENO POTENTE, SEGURO Y DE GRAN SUAVIDAD POR SERVOFRENO

· DIRECCION COMODA Y AGRADABLE

 

DEFECTOS

· NO LLEVA SINCRONIZADA LA PRIMERA VELOCIDAD

· INSUFICIENTE RESISTENCIA DE LOS FRENOS AL CALENTAMIENTO

· NO INDICA LA RESERVA DE LA GASOLINA

· DIFICULTOSA ACCESIBILIDAD DEL ALTERNADOR

· GUANTERA PEQUEÑA Y SIN CERRADURA. CARECE DE OTROS COMPARTIMENTOS. NO LLEVA BOLSAS EN LAS PUERTAS

· EL TUBO DE LA CONDUCCION DE LA GASOLINA AL DEPOSITO ATRAVIESA UNA PARTE LATERAL DE LA MALETA

· LA RAFAGA ANULA EL CLAXON

· TAPON DEL DEPOSITO DE LA GASOLINA AL EXTERIOR Y SIN LLAVE

· CAPO DELANTERO, SE ABRE EN EL SENTIDO DE LA MARCHA Y NO LLEVA CERRADURA

· ANTENA DE RADIO EN LA PARTE OPUESTA AL CONDUCTOR

· APOYABRAZOS MOLESTA ALGO AL CONDUCTOR

· ELEVADO PRECIO PARA SER UN COCHE DE FABRICACION NACIONAL

· VELOCIDAD PUNTA ESCASA

 

 

 


· Texto: A. Calderón (MOTOR MUNDIAL nº 260, Abril 1966)

· Gracias a RUBEN 3700 por las fotos

 

 
 
   

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas

 
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 

Comentarios de los lectores: 1
 

 

1. Ricardo

Entonces esta es la prueba de los primeritos Dodge Dart Barreiros españoles?. vaya tanque que era comparado con lo que circulaba en ese entonces en España, predominando los 600 y el Dauphine y derivados...

 

 

      

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: 

Comentarios desde facebook
 
 

 

 

 

¡MAS DE 4.000 REVISTAS ORIGINALES!

Buscar en el texto descriptivo:
Revista: