La tienda de revistas de pieldetoro.net

 

 

 

Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro.net@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Peugeot 504 GL 2000

 

VIRTUDES

DEFECTOS

· ROBUSTEZ: MECÁNICA Y DE CARROCERÍA · DISEÑO ANTIGUO, EN LÍNEA Y EN EL INTERIOR
· CONFORT: SUSPENSIÓN, ASIENTOS Y ACÚSTICO · DIRECCIÓN MUY LENTA
· TRANSMISIÓN, EN TODOS SUS ASPECTOS · POCO LUJO PARA SU PRECIO
· SEGURIDAD: ESTABILIDAD, FRENOS Y FAROS · RELACIÓN POTENCIA/PESO POCO BRILLANTE
· CONSUMO RAZONABLE PARA SU TAMAÑO, PESO Y CILINDRADA · TENDENCIA AL EMPAÑAMIENTO DE LOS CRISTALES
· MALETERO DE GRAN CAPACIDAD · SISTEMA DE MANDOS NO UNIFICADO CON LOS HABITUALES

 

No puede decirse que el Peugeot 504 haya tenido una acogida calurosa en las críticas de prensa que se han podido leer hasta el momento. Para algunos, todo se limita a señalar que el coche tiene ya nueve años de edad cuando aparece en España, a admitir como cosa hecha que se trata de un coche muy robusto, y punto final. En honor a la verdad y a lo que el coche se merece, consideremos que estas afirmaciones deben matizarse mucho más.  Cierto es que se trata de un caso límite en cuanto a retraso en su presentación, pero hoy en día el coche ya está en el mercado (oficialmente, desde el pasado lunes día 9) exactamente igual que el resto de la producción nacional. ¿Y cuántos de estos coches tienen, en su diseño original, la misma o incluso más edad que el 504

 

 

Sin ánimo de ser exhaustivos, recordemos a todos los Citroën bicilíndricos, a los Simca 1200, los Chrysler 180 y el Dodge, los Renault 4,6 y 12, el Seat 124 y menos mal que el simca 1000 y el R-8 acaban de desaparecer, que si no...

 

Por otra parte, en el segmento de mercado que se presenta el Peugeot, sus rivales son el 180 y el 132, que no son precisamente un modelo de modernismo en su diseño; en particular, el 504 es el primer coche nacional de arquitectura clásica (motor delante, propulsión trasera) con ruedas independientes atrás, puesto que ni sus dos rivales antes citados, ni el 131, ni el 124, ni el Dodge, ni el 1500 de tiempo atrás tienen otra cosa que un clásico eje rígido con diferencial incluido.

 

La verdad es que los años del 504 se notan exclusivamente por la reticencia de su fabricante a introducir unas modificaciones de detalle. Poniendo unos parachoques con algo de goma por aquí y por allá, unos pilotos traseros más voluminosos y de diseño actual, y un salpicadero remodelado a fondo, el coche podía pasar por un diseño de ayer mismo, ya que el resto de su estructura y elementos mecánicos están totalmente al día.  Pero con estos dos elementos estéticos (línea trasera y salpicadero) y el espartanismo general de su presentación (aunque el equipamiento es correcto), la sensación primera que se tiene es la de un coche grandote y un tanto desangelado. Es preciso sentarse en él, y cubrir un buen número de kilómetros para apreciar su verdadera personalidad y sus virtudes.

 

 



SEGURIDAD PRIMARIA DE ALTO NIVEL



Una de las primeras cosas que llaman la atención en el 504, y quizá la que más sorprende, es su excelente comportamiento en curva. Habida cuenta de su peso y tamaño, resulta lógico esperar un comportamiento mucho menos ágil; en la práctica, y con un balanceo lateral que tan sólo llega a ser acusado en los apoyos muy bruscos, el coche pasa por las curvas de tipo medio y rápido con una asombrosa facilidad. Cierto que en las curvas muy cerradas es menos ágil, pero esto se debe más a su gran distancia entre ejes y a la dirección lenta que a problemas de adherencia.

 

 

Por otra parte, el comportamiento del coche es siempre constante, prácticamente neutro con una ligera tendencia subviradora; jugando con las presiones de hinchado, que no necesitan ser excepcionalmente altas, se puede dejar un comportamiento absolutamente a la medida del conductor. Tampoco el estado del pavimento modifica de manera importante el comportamiento del coche, porque la buena adherencia de sus cuatro ruedas, unida a la amplia base de sustentación, hacen que las variaciones de trayectoria debidas a las desigualdades del pavimento sean prácticamente despreciables.

 

Otra cosa es el viento lateral; no es que desequilibre el coche, puesto que al recibir una ráfaga lateral repentina sufre un desplazamiento y automáticamente corrige su trayetoria volviendo al trazado primitivo, sino que se aprecia una deriva lateral que en curva queda enmascarada por la lentitud de dirección, ya que de todas formas hay que girar mucho el volante. A nuestro juicio, esto se debe a que unas llantas de 5 pulgadas para un coche que supera en vacío los 1200 kilos son un equipamiento un tanto raquítico; el coche pesa unos 130 kg más que el 180 o el 132, y lo menos que podía tener son unas llantas de la misma anchura (5,5") que aquéllos. Por el contrario, su equipamiento en neumáticos, a base de unas 175 de perfil normal, es suficientemente generoso.


Sobre la dirección ya hemos señalado lo que a nuestro juicio constituye su principal característica: la lentitud. Una desmultiplicación superior a 22:1, máxime yendo unida a una batalla de 2,74 m y una vía delantera de 1,42 m dan lugar a una relación entre giro del volante y el del coche francamente
desfavorable. Y si unimos a esto las enormes dimensiones del volante, el resultado final es que las manos recorren una increíble cantidad de metros, a base de arcos de círculo, cuando se circula por ciudad o por una ruta sinuosa. Por supuesto que con un coche de este peso, el dilema es evidente: o dirección lenta o servodirección.

 

Los frenos, de muy generosas dimensiones, están perfectamente a la altura de las prestaciones y del tonelaje del coche. La acción del enorme servo es totalmente progresiva y modulable, pero cuando se desea una deceleración brusca y se pisa con decisión, el coche se queda casi clavado. Como detalle de interés, el 504 lleva, además del ya típico doble circuito, un avisador óptico de pérdida de líquido y de desgaste de pastillas.

En conjunto, y para resumir de algún modo nuestra impresión sobre las cualidades ruteras del 504, diremos que el conjunto de su supensión, estabilidad, dirección y frenos está muy por encima del ritmo de conducción que es lógico aplicar a un coche de su empaque y categoría, por cualquier tipo de
carretera. Y esto dentro de un nivel de confort muy alto, pero sobre esto ya hablaremos en su momento.


 

CONDUCCIÓN AGRADABLE

 

Por otra parte, un aspecto característico del Peugeot es que resulta un coche muy agradable de conducir. Esto comienza con una postura antre el volante francamente cómoda, y que lo sería más de no tener éste el tamaño tan exagerado que tiene. La relación de distancias entre asiento, volante, cambio y pedales es buena; tan sólo encontramos criticable que, debido al enorme espacio disponible para las piernas, el pie izquierdo del conductor se encuentra huérfano de un buen apoyo en el que apuntalarse. Este es un detalle de gran importancia para conducir a gusto, y al cual muy pocos son los fabricantes que le prestan la debida atención.

 

 

La visibilidad es buena, en términos generales. Si bien el coche es alto, los asientos también lo son, y se domina bien tanto en carretera abierta como en maniobra. El acceso a los mandos de utilización normal es bueno, ya que todos los elementos van situados en dos palancas a ambos lados de la columna de dirección, pero su distribución es absolutamente arbitraria, si bien típica de Peugeot, y sin ninguna relación con el resto de los sistemas más o menos normalizados que existen. Cierto que tanto el lava como el limpiaparabrisas son de gran eficacia, y su acción sumamente modulable (dos velocidades continuas y una o cinco batidas con mando manual) .

 

En cuanto al alumbrado, destaca la impresionante potencia de los faros, unos H-4 de grandesdimensiones; las ráfagas son de largas, y las luces de marcha atrás, aparentemente pequeñas, poseen suficiente potencia. La bocina, con dos trompas eléctricas, también se deja oír a suficiente distancia, y las viseras quitasol, orientables lateralmente, cumplen su cometido.

 

Aparte de todo esto, todos los mandos funcionan con gran suavidad. Ya hemos hablado de la dirección y los frenos, pero lo mismo es aplicable al embrague, a las pequeñas palancas, y, sobre todo, a la sensacional palanca de cambios, con una suavidad y precisión en sus desplazamientos realmente ejemplar.

 

Así, pues, si descontamos el pequeño proceso de aclimatación a las dos palancas de mandos bajo el volante, y el hecho de que el pie izquierdo no encuentre un apoyo en el que descansar (aparte del propio piso plano del habitáculo), puede decirse que todos los elementos relacionados con la conducción ofrecen un conjunto sumamente agradable de utilizar, que permite cubrir largos kilometrajes a bordo del coche, y en particular a su volante, sin experimentar el menor cansancio.

 


 

MECANICA: ROBUSTA Y FINA, PERO FALTAN CABALLOS


Pasando a la mecánica, el coche no solo es actual, sino que incluso tiene algunas peculiaridades que lo separan de la gran mayoría de la producción de serie. Su motor, si bien no dispone de árbol de levas en culata, es un 4 en línea inclinado fuertemente sobre un costado, con camisas recambiables y culata de aluminio con cámaras hemisféricas de combustión y, por supuesto, cigüeñal soportado sobre cinco apoyos. Al estilo de los motores Diesel, lleva contrapesos postizos, lo que permite afinar al máximo el equilibrado. Y esto se nota, porque desde el ralentí hasta más de 6000 rpm, funciona con la suavidad y ausencia de vibraciones de una turbina. El sistema de refrigeración no es de circuito hermético, pero en los 3500 km que hemos cubierto durante la prueba, el nivel de líquido no ha descendido ni un milímetro. Y otro tanto puede decirse del aceite, que en todo este tiempo se ha mantenido imperturbable por encima de la raya del máximo, lo cual tiene un mayor mérito, si cabe.


El motor está muy poco apretado. Una compresión de 8,8:1 y un régimen de potencia máxima de 5200 rpm son coser y cantar para un motor con una robustez de construcción que perfectamente podría admitir 120/130 CV sin pestañear. Claro, que semejante margen de seguridad se paga en una cosa, y esta es la potencia: 96 CV; por muy honrados y verídicos que estos sean no son nada del otro jueves para propulsar un coche que, con el conductor a bordo y un poco de gasolina, ya está por encima de los 1300 kg. Dada su compresión y la tranquilidad de su árbol de levas, al motor no se le puede pedir más: desde menos de 1500 rpm y hasta más allá de las 5500, responde con una buena voluntad y una elasticidad dignas de todo encomio; si no hay más potencia es porque el diseño de la distribución y la moderada compresión no autorizan otra cosa.

 

No hay que olvidar, por otra parte, que además del peso, estamos trabajando con una caja de tan solo 4 marchas, cuyo desarrollo final está prácticamente en los 30 km/h, lo cual pone más de relieve la honestidad de las prestaciones del 504, que a pesar de su mayor peso y menor potencia, consigue el mismo tiempo en los 400 metros de recuperación que sus rivales (132 y 180). En el resto de las cifras, se ve ligeramente dominado, pero cuando un coche supera los 160 de reloj y baja de los 36 segundos en el kilómetro con salida parada (con dos personas y depósito lleno, por cierto), la cuestión de las prestaciones tiene un valor simplemente retórico, porque permite andar en carretera con el suficiente desahogo como para adelantar a todo bicho viviente. No olvidemos que, puestos a aprovechar a fondo las posibilidades, la tercera sube a 140 de aguja, que son 135 reales a 6200 rpm, también reales del motor. Y con esta tercera no hay adelantamiento que se resista, salvo que se trate de un coche que, para empezar, ande todavía más, y el conductor quiera hacerle andar, en cuyo caso lo mejor es quedarse detrás, porque un Porsche siempre será un Porsche, por ejemplo.

 

Prestaciones

 


  Reprís

 
 400 metros en 4ª a 40 km/
20” 0/10.
 1000 metros en 4ª a 40 km/h
37” 0/10.
 Aceleración
 
 400 metros salida parada
19” 5/10.
 1000 metros salida parada
35” 9/10.
 Velocidad máxima
 
 Km/h a 5430 rpm
161,80.
 Todas las cifras son promedio de dos pasadas en sentido opuesto sobre la misma base, con dos personas a bordo y depósito de combustible casi lleno.  
   

 

No queremos dejar este apartado sin insistir una vez más sobre la ejemplar accesibilidad mecánica de todos los órganos del motor; es realmente el paraíso de un mecánico. Quizá será por ello que con el coche no se suministra más herramienta que el gato y la llave de ruedas, seguramente por el convencimiento de que el resto del coche es irrompible. ¡Ah, por cierto!, en contra de lo que se ha podido leer por ahí, la arrancada por la mañana, en frio y con el starter automático, es ejemplar por su facilidad; siempre a la primera, incluso bajo una capa de nieve de 8 centímetros, como ocurrió el 29 de diciembre. Ni tampoco observamos un consumo exagerado de gasolina (luego hablaremos de ello), como también se ha podido leer. Claro que cuando esto se afirma en un trabajo donde se dice que el grupo final es el característico de Peugeot, ya usado en los 203, 403 y 404, comprendemos muchas cosas, porque precisamente lo clásico de Peugeot ha sido de siempre el grupo final a base de piñón sin fin y corona en bronce, todo ello en un eje rígido, y precisamente el 504 marcó la ruptura con esta técnica, utilizando ruedas independientes atrás, grupo suspendido y conjunto piñón/corona de tipo hipoide.


Otra particularidad típica del 504 es la conexión rígida entre el conjunto motor/cambio y el diferencial por medio de un tubo hueco, atornillado a ambos elementos, por cuyo interior gira el árbol de transmisión. Así, pues, desde la polea de cigüeñal hasta la carcasa del grupo final, toda la mecánica forma un conjunto sólido, lo cual permite un control del par y de las torsiones verdaderamente excepcional.


La transmisión en sí es verdaderamente ejemplar. El embrague, de accionamiento muy suave y perfectamente progresivo en su apriete, permite arrancadas que nada tienen que envidiar a las de un coche automático; el cambio, con un escalonamiento correcto, es de un silencio total, y tanto su sincronización como su mando son un verdadero ejemplo.

 

Respecto al consumo, creemos que el cuadro resumen habla más claro que muchas explicaciones; para ello hemos cubierto más de 3000 km, a fin de desentrañar la verdad última. Cierto es que, antes de empezar, procedimos a poner a punto debidamente el coche, que nos venía 5 grados atrasado respecto a su calado oficial. Con una llave de 11, y la accesibilidad mecánica de este motor, resulta un juego de niños; y luego los resultados cantan. Creemos que no llegar a 15 litros por Madrid y a 10 litros en carretera, circulando a un crucero promediado de 110, con un coche de semejante empaque, supone un resultado francamente brillante.

 

Resumen de pruebas

 

(*) Gira el móvil para ver la tabla de consumos

Itinerario

Distancia (km)

Carga

Condiciones

Crucero (km/h reales)

Promedio (km/h)

Consumo (litros/100 km)

 Ciudad
  Madrid casco urbano

1011,1

De 1 a 5 plazas

Variables, según lugar y hora

-

-

14,39

 Carretera
  Recorrido fijo entre Madrid y Sierra de Guadarrama

249,2

Dos plazas

Piso mojado y tramos con niebla

90

74,8

8,89

 Cádiz-Madrid, por puente y carretera Utrera-Marchena

622,7

Tres plazas y bastante peso

Mucho tráfico en provincia de Córdoba y en Despeñaperros

100

83,2

8,86

 Zaragoza-Alcalá de Henares

281,8

Conductor solo

Tráfico normal, de noche y piso mojado

110

88,5

9,95

 Madrid-Cádiz, por Écija, Marchena, Utrera, autopista y puente

621,5

Tres plazas y bastante peso

Mucho tráfico hasta Écija. De noche desde Bailén. 250 km con lluvia

120

93,2

10.16

 Madrid-Zaragoza

308,6

Conductor solo

Más tráfico del normal. 65 km de niebla

130

96,4

10,22

 Resumen carretera

2083,8

Dos plazas y algo de peso

Más bien adversas: bastante tráfico y mucha lluvia o niebla

109,5

87,3

9,59


 

MAS CONFORT QUE AMPLITUD


El Peugeot 504 es un coche grande, a nivel de un Chrysler, y algo más que un 132. No obstante, su habitabilidad, en sentido transversal, no resulta impresionante. Sin ir más lejos, los dos coches de tipo medio que probamos hace dos semanas (el 150 y el 131) resultan interiormente más anchos. Por el contrario, y debido a su generosa batalla, el 504 es el campeón en cotas longitudinales, por muy atrás que se quiera poner el asiento del conductor, y por muy alto que sea quien se siente detrás, el espacio para piernas es más que holgado. Por ello, el coche resulta más que amplio, muy cómodo; en plan de cuatro plazas, con su impresionante descansabrazos trasero central, es quizá el coche más cómodo hoy disponible, empezando por su facilidad de entrada y salida, sus asientos bastante altos, su buen mullido, y una suspensión que, sin ser blandísima, absorbe las irregularidades del terreno con gran facilidad.


La amplitud del maletero también colabora a esta impresión. El 504, aunque admite casi cualquier tipo de utilización, es en principio un coche con vocación de carretera, cuatro comodísimas plazas y todo el equipaje que se quiera llevar para unas buenas vacaciones; quizá no sea un “sprinter” de primera línea, pero desde luego si es un “marathoniano” fuera de serie.

               

En cuanto a sus elementos auxiliares de confort, diremos que el equipamiento es más completo de lo que parece cuando se inspecciona el coche a fondo, y que al margen de su diseño interior anticuado, lo más criticable nos parece lo cortos que quedan los respaldos cuando se sacan los reposacabezas -con la ventaja de que, metidos no obstruyen la visión a los pasajeros de atrás-, y sobre todo, que el sistema de extracción de aire no es muy eficaz, pues en tiempo lluvioso, y con todos los cristales cerrados, la tendencia al empañamiento interior es molesta, lo cual resulta extraño en un coche con tan amplio volumen de habitáculo.

 

En lo referente a nivel acústico, el coche es ejemplar, tanto por lo que se refiere a mecánica como al viento. También es excelente la estanqueidad del techo corredizo, por el que no entra ni una gota de agua, ni silba el viento, por más que, como extra que cuesta 15000 pesetas no le veamos la gracia por ninguna parte. Está muy bien la cantidad de huecos para impedimenta diversa: guantera con llave, dos bandejas inferiores, bolsas duras en las puertas y consola central con dos huecos interesantes.



CONCLUSION


El Peugeot 504 es, a nuestro juicio, el coche para una utilización básicamente de carretera, cubriendo bastantes kilómetros al año, pero con el nivel de prestación que un Diesel no puede llegar nunca a ofrecer. Es una inversión segura para el conocedor de lo que es un automóvil, que no se deja impresionar por el aspecto un tanto vetusto del vehículo, y que en cambio aprecia las virtudes de confort, robustez, fiabilidad y seguridad rutera que el Peugeot 504 ofrece. Porque el precio, siendo alto como lo son todos, es simplemente correcto.

 

 

 

 

Ficha técnica


Motor


Posición: delantero longitudinal, inclinado 45 grados a la derecha. Número cilindros: cuatro en línea. Diámetro/carrera: 88,0/81,0 mm. Cilindrada: 1971 cc. Potencia fiscal: 13 HP. Material del bloque: fundición, con camisas húmedas. Material de la culata: aluminio. Cigüeñal sobre cinco apoyos.
Carburación: un carburador vertical de dos cuerpos Zenith 35/40 INAT, con apertura mecánica diferenciada del segundo cuerpo. Bomba de gasolina: mecánica. Filtro de aire: en seco con toma termostática.
Lubricación: bomba: de engranajes. Tipo de circuito: presión directa a la bancada. Número y tipo de filtros: cartucho en serie. Capacidad total: 4,0 litros. Cambio de aceite: 3,5 litros.
Refrigeración: por líquido. Arrastre ventilador: correa trapezoidal con embrague electromagnético. Anticongelante: no. Circuito hermético: no. Capacidad total circuito: 7,8 litros.
Distribución: situación válvulas: en culata, formando V en cámara hemisférica. Situación árbol de levas: lateral, en el bloque. Mando árbol de levas: cadena de doble eslabón. Accionamiento válvulas: empujadores, varillas y balancines (dos ejes).
Encendido: delco: Paris-Rhone. Bobina: Femsa BI 12-55.
Rendimiento: compresión: 8,8:1. Potencia: 96 CV DIN a 5200 rpm. Par motor máximo: 16,4 mkg a 3000 rpm.


Transmisión


Embrague: tipo: mono disco en seco, de diafragma. Diámetro del disco: 215 mm. Mando: hidráulico.
Cambio de marchas: número de marchas de avance: cuatro, sincronizadas todas. Relaciones: 1ª: 3,556:1; 2ª: 2,104:1; 3ª: 1,366:1; 4ª: 1:1.
Grupo y diferencial: disposición motriz: motor, embrague y cambio delante, unidos rígidamente por un tubo hueco, que aloja al árbol de transmisión, con el diferencial situado atrás, suspendido. Tipo del grupo: cónico hipoide. Reducción: 3,889:1 (9/35). Desarrollo final de la transmisión: 29,8 km/h a 1000 rpm en 4ª.


Bastidor


Estructura portante: carrocería monocasco autoportante.
Suspensiones: delantera: ruedas independientes, tipo MacPherson. Tipo de resorte: muelle helicoidal. Amortiguador: hidráulico telescópico. Estabilizador: barra de torsión anti balanceo. Trasera: ruedas independientes, con brazos triangulares de eje de oscilación oblicuo. Tipo de resorte: muelle helicoidal. Amortiguador: hidráulico telescópico. Estabilizador: barra de torsión anti balanceo.
Frenos: tipo de circuito: independiente para cada tren. Asistencia: servo de 8 pulgadas. Dispositivo anti blocaje: compensador trasero en función de la carga. Tipo delanteros: discos. Diámetro: 273 mm. Área barrida: 1394 cm2. Tipo traseros: tambor. Diámetro: 254 mm. Área barrida: 638 cm2. Área barrida por los forros de los cuatro frenos en total: 2032 cm2.
Dirección: tipo: cremallera. Desmultiplicación: 22,2:1. Diámetro de giro: 10,4 metros. Vueltas de volante de tope a tope: 4,5. Árbol de dirección: articulado. Diámetro externo del volante: 41 cm.
Ruedas: diámetro llanta: 14 pulgadas. Anchura garganta llanta: cinco pulgadas. Neumáticos: radiales. Medida: 175 SR-14. Marca: Michelin XZX.
Equipo eléctrico: de 12 voltios. Generador: alternador Sev-Marchal de 420 vatios y 30 amperios. Batería: Ducellier L-2 de 45 A.h.
Depósito de combustible: situación: posterior izquierda, bajo maletero. Capacidad: 56 litros.


Carrocería


Tipo: berlina. Número puertas: cuatro. Asientos: delante, dos butacas; detrás, banqueta corrida.
Dimensiones: batalla: 2,74 m. Vías: 1,42/1,36 metros (delante/detrás). Longitud: 4,49 m. Anchura: 1,69 m. Altura: 1,46 m.
Peso: en vacío y en orden de marcha (según catálogo): 1230 kg. Con depósito lleno (en báscula): 1220 kg. Reparto de peso entre ambos trenes (delante/detrás): 52,1/47,9 por 100 (depósito lleno).
Equipo: faros: Ducellier halógenos H-4 de 280 x 150 mm, con lámpara de 60/55 vatios. Limpiaparabrisas: Sev-Marchal. Escobillas: Bosch. Velocidades: dos continuas y manual. Frecuencia: 51 y 77 ciclos/minuto. Instrumentación: Veglia (reloj Kienzle). Bocina: Mixo (dos). Luneta térmica: sí.

 

 


· Fuente: A. de Andrés (AUTOPISTA nº 986, 15 de enero de 1978)

· Gracias a José Fidel y Xabi G. por enviar el reportaje

 

 
 
   
   

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas que puedes leer aquí

 
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 

 

Censo de pruebas del PEUGEOT 504 en la prensa del motor española (23)

 

 

 

 CITROËN CX 2400 SUPER-2200 D/MERCEDES 230 AUT.-220 D AUT./MERCEDES 250 AUT.-300 D AUT./OPEL RECORD 2000-2100 D/PEUGEOT 304 GL-304 GLD/PEUGEOT 504 GL-504 GLD/VOLKSWAGEN GOLF L 1100-GOLF L DIESEL

 AUTOPISTA Nº 0966 (28-08-77)

añadir al carrito

 
 

 

 CITROËN VISA DESCAPOTABLE/TALBOT SAMBA CABRIOLET/FIAT RITMO CABRIO/ALFA ROMEO SPIDER 2 LITROS/PEUGEOT 504 CABRIOLET/MERCEDES 280 SL/PORSCHE 911 SC CABRIOLET

 AUTO HEBDO Nº 0024-025 (1-08-83)

 
 

 

 PEUGEOT 305 GRD/VOLKSWAGEN GOLF GLD/OPEL ASCONA LS 2.0 D/FIAT 131 D 2500/PEUGEOT 504 GLD/FORD GRANADA 2.1 GLD/DATSUN CEDRIC 220 DIESEL/AUDI 100 AVANT GL5D/OLDSMOBILE CUTLASS V8 DIESEL/CITROËN CX PALLAS 2500 D/MERCERDES 300 D AUTOMÁTICO/PEUGEOT 604 D TURBO

 AUTOPISTA Nº 1067 (15-09-79)

añadir al carrito

 
 

 

 PEUGEOT 504

 AUTOMECANICA Nº 099 (FEBRERO 1978)

 
 

 

 PEUGEOT 504 (inyección y carburador)

 AUTOPISTA Nº 0511 (23-11-68)

añadir al carrito

 
 

 

 PEUGEOT 504 2000

 AUTOPISTA Nº 0986 (15-01-78)

añadir al carrito

 
 

 

 PEUGEOT 504 CABRIOLET V6

 VELOCIDAD Nº 0686 (2-11-74)

 
 

 

 PEUGEOT 504 COUPÉ Y CABRIOLET

 AUTOPISTA Nº 0552 (6-09-69)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL

 VELOCIDAD Nº 0850 (24-12-77)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL 1800

 AUTOPISTA Nº 1014 (30-07-78)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL 1800

 AUTOMOVIL Nº 011 (NOVIEMBRE 1978)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL 1800

 AUTOMOVIL Nº 004 (ENERO-FEBRERO 1978)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL 1800

 VELOCIDAD Nº 0881 (29-07-78)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL 1800/CHRYSLER 180

 AUTOMECANICA Nº 105 (AGOSTO 1978)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL 1800/SEAT 132 1800

 VELOCIDAD Nº 0889 (23-09-78)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL 2000

 MOTORAUTO Nº 017 (2-02-78)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GL francés

 VELOCIDAD Nº 0796 (11-12-76)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GLD

 VELOCIDAD Nº 0902 (23-12-78)

añadir al carrito

 
 

 

 PEUGEOT 504 GLD

 AUTOMOVIL Nº 015 (MARZO 1979)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GLD

 AUTOPISTA Nº 1037 (21-01-79)

añadir al carrito

 
 

 

 PEUGEOT 504 GLD

 AUTOMECANICA Nº 106 (DICIEMBRE 1978)

 
 

 

 PEUGEOT 504 GLD AUTOMATICO

 AUTOPISTA Nº 0917 (12-09-76)

añadir al carrito

 
 

 

 PEUGEOT 504 TI

 AUTOPISTA Nº 0945-0946 (3-04-77)

añadir al carrito

 

 

Comentarios de los lectores: 17
 

 

1. Oscar de Lleida 

23-VII-2022: Prueba muy correcta de un modelo no muy extendido en España, pero de gran difusión en todo el norte de África y en Argentina. Es como dijo A de A en la prueba de un Volvo 200??, de tan perfecto es anodino. Pero un producto duro y para durar.

 

 

2. Monica 

Hola linda gente, tengo dos peugeot 504, el primero que compre es modelo 71 color blanco bariloche, motor 1600 cc, hace treinta años que me acompaña y nunca me dejo de a pie, he hecho muchos viajes con él, y tanto en la cuidad como en la ruta es un Señor con mayúsculas, soy fanática del 504, es una maquina preciosa, y no hay con que darle, es un verdadero fierro, un León... y como tal es un Rey. El segundo 504 que compre es de coleccion, modelo 74 color beige tropic, tiene varios trofeos ganados, los dos están impecables, así que tendré que llevar el primero a las exposiciones haber si tambien gana algunos trofeos. Viva el Yeyo! Un abrazo argentino para todos los fans del 504! Moni.

 

 

3. gabriel 

Yo tengoun 504 GRTC 5V de 1983, soy de argentina, este tractor tiene 400.000 km en el lomo y sigue andando y no va a parar, ahora lo estoy restaurando ya que pasó por varias manos inescrupulosas, pero ni asi lo destruyeron, una verdadera nave, aca por lo que leo en ciertas cosas tenia mejores prestaciones que en españa... en fin sobre este bicho se pueden escribir muchos libros.
saludos desde el cono sur

 

 

4. Francisco 

Tuve un 504 GL 1800 plata, que había tenido un solo dueño. Funcionaba muy bien, pero tuve que venderlo ya que me faltaba espacio para tenerlo. Es un coche muy sólido.

 

 

5. jove 

Avistado un Peugueot 503 ó 403 en desguaces Roza (Avilés-Oviedo), le faltaba el primer número.
Algo atacado por óxido, pero muy entero.
Un SALUDO

 

 

6. Goomer 

El tercer coche de mi padre, segundo del que me acuerdo, una máquina y bastante más bonito que el de la foto principal, era de color azul celeste, como el del anuncio, pero llevaba unos tapacubos preciosos que le hacían mucho más coche.

 

 

7. CXTURBO2 

este coche es una pasada estaba muy completo para la epoca lastima que en españa se fabrico tan tarde

 

 

8. diego 

A q precio esta el coche este y si es facil de conseguir me interesaria uno q funcionara y su puede ser diesel mejor si no este o el 2000

 

 

9. homenaje a barreiros 

¿Por cuánto se puede comprar un coche de estos?

 

 

10. MARTIN 

ME ENCANTARON LOS TEST DE PEUGEOT, SI ALGUIEN PUEDE MANDARME PROPAGANDAS GRAFICAS DE 504 COMO LAS QUE SE PUEDEN VER AQUI ME ENCANTARIA, PORQUE ESTAS NO PUEDO LEERLAS, MUCHAS GRACIAS!!

 

 

 

       Siguientes>>

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: