Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro.net@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Saab 900 Turbo

 

   

      

El Saab 900 Turbo es fruto de la experiencia de la casa sueca en las más diversas facetas. Por una parte la fabricación de aviones permitió la aplicación de la técnica aerodinámica en la consecución de una línea penetrante y estilizada (su perfil peculiar, casi simétrico, resbaloso como un pez, se sale valientemente de lo habitual). Por otra parte se aplicó la técnica Turbo, largamente experimentada por Saab-Scania en grandes motores (para camiones y aviones) y adaptada finalmente al motor 2 litros (motor que propulsa a toda la gama de turismos) con excelentes resultados.

 

Saab ha sido siempre una marca innovadora. Ya desde su primer modelo, lanzado en 1950 (el Saab 92) la marca sueca ha ido imponiendo nuevas pautas, nuevos conceptos tecnológicos sobre seguridad, economía y rendimiento de las mecánicas. Y ha contado con un valioso banco de pruebas: los rallyes.

 

Y podemos decir que el 900 Turbo es la pieza maestra en la que se conjugan y resumen todos los esfuerzos de la marca, todo su actual potencial en el sector automovilístico y particularmente en el de las berlinas deportivas.

 

Porque su carácter deportivo, latente bajo una lujosa carrocería, lo sitúa en un segmento tan exclusivo como el ocupado por los mismos Porsche. La muestra la tenemos en España; ambas marcas son comercializadas por Turbomotor, empresa controlada por la sociedad Heiderich-Ornilla (quien, por otra parte, importa y distribuye los modelos Alfa Romeo).


 

ACABADO DE LUJO

 

La línea clásica de su carrocería está adornada con detalles aerodinámicos que caracterizan a la versión Turbo: Spoiler delantero, alerón trasero (en la berlina de 4 puertas este se encuentra en el extremo del maletero) y las ventiladísimas llantas de aleación.

 

El interior está lujosamente tapizado en armónicos colores. Los asientos traseros son un auténtico modelo de confort; mientras que los delanteros tienen una configuración especialmente lograda, combinando la comodidad con una buena sujeción y la posibilidad de regularse (el del conductor) tanto en altura como en inclinación de la banqueta, aparte del respaldo y el reposacabezas.

 

El resultado es una postura perfecta ante el volante. Toda la instrumentación queda así al alcance de la mano. En el tablero, de diseño envolvente están distribuidos los mandos en instrumentos en agrupaciones lógicas y en orden de preferencia según su importancia y utilidad.

 

Al pie de la consola, entre los asientos, se encuentra la cerradura de la llave de contacto (que sólo se puede girar o sacar si está insertada la marcha atrás) con la palanca de cambios, el freno de mano y el interruptor de luz de cortesía.

 

El techo practicable forma parte del equipamiento de serie en la versión Turbo de tres puertas e, incluso, para los modelos que se venden en España, se incluyen los elevalunas eléctricos y el cierre centralizado de puertas por lo que la única opción posible es el equipo de aire acondicionado. Sin duda se trata de uno de los coches mejor equipados de serie.


 

EL MOTOR: UNA OBRA DE ARTE

  

Pero el secreto del Saab 900 Turbo está precisamente bajo su capó delantero. El motor de 2 litros, alimentado por un pequeño turbo, ha sido tarado para una utilización más racional que puramente deportiva, pero aun así, conserva un nervio fabuloso.

 

Combinando un par de 24 kgm. a sólo 3.000 r.p.m. con la acción del Turbo, que proporciona 145 CV a 5.000 r.p.m., contamos con una gran elasticidad aun saliendo de regímenes muy bajos y un pequeñísimo desfase de respuesta, casi inapreciable. La aceleración es, por tanto, muy rápida y progresiva. Una vez que la turbina ha alcanzado su presión de carga el coche casi comienza a volar sobre el asfalto. Un limitador de régimen tarado a 6.000 r.p.m. previene la pasada de vueltas, pero durante la prueba no llegamos en ningún momento a la zona roja, en parte porque, dada la elasticidad del motor es innecesario apurar excesivamente las marchas y por otro lado porque en las carreteras finlandesas, donde realizamos la prueba siguiendo el recorrido del rallye de los 1.000 Lagos, existen unos severísimos controles de velocidad (a la mínima te retiran el carné) y existe una verdadera psicosis, que se llega a contagiar.

 

El largo recorrido de la suspensión, muy apropiado para este terreno, cedía, sin embargo, con demasiada facilidad. El confort se ve así muy mejorado, pero en algún salto llegamos a rozar con los patines de protección del cárter T aunque sin mayores consecuencias.

 

Con un reparto de masas del 60 por ciento delante, el coche se muestra ligeramente subvirador, pero se corrige la tendencia levantando un instante el pie del acelerador para permitirle entrar en trayectoria y ya está. Sería más divertida de conducir con un tendencia más sobreviradora; el coche va como sobre un carril. Ni siquiera se puede forzar el derrapaje con el freno de mano, pues éste acciona las ruedas delanteras. El resultado es que en apoyos fuertes tiende a arrastrar un poco el morro.

 

El control sobre el volante es sencillo. Con la dirección asistida, da poco más de tres vueltas y media de tope a tope. A pesar de contar con una barra de dirección partida, de seguridad, con doble junta cardánica, el firme se transmite suficientemente a las manos pudiéndose así comprobar el buen agarre de los neumáticos. De serie el 900 Turbo equipa los Michelín TRX de medida 180- 65 HR 390.

 

Estas gomas van montadas sobre unas enormes llantas de aleación que albergan unos no menos grandes frenos de disco. La frenada es fuerte y progresiva y bastante sensible al pedal. El reparto de frenada, de un 80 por ciento al tren delantero garantiza una retención sin derivas traseras, ni en las condiciones más adversas.

 

El Saab 900 Turbo es, en resumen, una elegante berlina deportiva de alto nivel, algo exclusivo, diferente, que ofrece una tecnología actual y progresista dentro de un acabado lujoso y una línea clásica.


 

PRESTACIONES Y CONSUMO

 

Velocidad máxima: 195 km/h. Aceleración: 0-100 km/h, 9 seg. Elasticidad: 60-120 km/h en V, 16,1 seg. Consumo: a 90 km/h 6,9 1/100 km., a 120 km/h 8,7 1/100 km. Ciudad: 13,9 1/100 km.


 

CARACTERISTICAS TECNICAS

 

Motor

 

Delantero longitudinal, de 4 cilindros en línea, inclinado 45° y formando un bloque compacto con el embrague, caja de cambios y diferencial. Refrigerado por agua. Culata de aleación ligera. Arbol de levas en cabeza. Cigüeñal y árbol de levas de 5 apoyos. Inyección mecánica del combustible con turbocompresor. Encendido electrónico, sin platinos. Cilindrada: 1.985 c.c. Diámetro x carrera: 90 x 78 mm. Relación de compresión: 7,2:1. Potencia máxima: 145 CV a 5.000 r.p.m. Par máximo: 24 kgm. a 3.000 r.p.m.

 

Transmisión

 

Tracción: delantera. Embrague monodisco en seco orientado hacia adelante, con mando hidráulico. Transmisión a la caja de cambios de cinco velocidades, situada bajo el bloque motor, mediante una triple cadena.

 

Velocidad desarrollada en V a 1.000 r.p.m. 36,4 km/h. Relaciones de cambio: I, 3,798; II, 2,147; III, 1,441; IV, 1,035; V, 0,839;. Reducción del grupo: 3,67.

 

Bastidor

 

Suspensión delantera independiente, triángulos superpuestos, muelles helicoidales montados sobre pivotes, amortiguadores de doble acción. Eje rígido trasero guiado por cuatro brazos longitudinales, muelles helicoidales, amortiguadores telescópicos de doble acción y barra Panhard.

 

Dirección de cremallera, con columna telescópica, colapsable y con fuelles cilíndricos de metal. Diámetro de giro, 10,3 m.

 

Doble circuito de frenos en diagonal. Servofreno de 9". Delante y detrás frenos de disco. Freno de mano mecánico a las ruedas delanteras. Ruedas: Llantas de aleación 135 TR x 390 FH. Neumáticos Michelín TRX de 180/65 HR 390. Rueda de repuesto especial, más estrecha.

 

CARROCERIA

 

Monocasco autoportante. Habitáculo de seguridad, indeformable. Berlina de dos puertas más portón trasero.

 

Dimensiones: Largo/ancho/alto, 4.740/1.690/1.420 mm; batalla, 2.517 mm.; anchura de vías delantera/trasera, 1.430/1.440 mm.; peso en vacío, 1.225 kg.; capacidad del maletero, 602 dm 3 ; con la bandeja trasera desmontada, 770 dm 3 ; con el asiento trasero abatido, 1.600 dm 3 . Opcional: aire acondicionado, equipo de radio.


· Texto: C. H. H. (AUTOMOVIL Nº 57 octubre 1982)

 

 
 
   

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas

 
 
 
   
 
 

Comentarios de los lectores: 11
 

 

1. PEDRO MANUEL

Saab es una gran marca con mucha calidad,tengo un 900 turbo cabrio y es un coche espectacular,no se merece la marca lo que ha sucedido

 

2. Señor de Albires

Gran coche con muchos aspectos y detalles peculiares, al margen de su estética. No era especialmente amplio pero si bien hecho (aunque una pesadilla para algunos mecánicos). En lo referente a los motores, SAAB nunca ha tenido motores propios para los coches, incluso los "2 tiempos" eran una reedición de los DKW.

 

3. Kike

Mecanicas aparte...los hay que ya nacen siendo un mito! sin embargo otros solo conseguirán ser veloces coches. "Por encima de los que corren, están los k vuelan!" Saab 900 Turbo.

 

4. Pablino

Miguel, sin gustarme mucho Fiat, decirte que ellos saben mucho más de motores de lo que Saab jamás supo. No solo porque Fiat introdujo o. ej. el CommonRail... Vaya por delante; soy un gran amante de los Saab (el primero lo vendí con 470.000 km) y el Turbo Cabrio todavía lo tengo. Pero no es cierto lo que dices de los motores. Sin ir más lejos, los Saab 900 y 99 llevaban el motor "engine B" que es de origen Triumph (inglés). Los modelos anteriores, los 96, llevaban un V4 de origen Ford (Taunus)...Saab casi nunca desarrolló motores, su gran mérito fue la idea de meter el turbo a una limusina (99 Turbo del 78). Por lo demás, los Saab de los últimos 20 años fueron mierda pura; antes eran coches de gran calidad para individualistas... los 900 II, 93, etc no son más que Opel con peor calidad y mantenimiento a costo de Maseratti... Saludos

 

5. ramiro

el saab 900 turbo es un buen coche su diseño me gusta y su calidad yo seguire apreciando los productos de saab siempre este es un coche de los de verdad viva saab

 

6. Miguel

Uno de los mayores errores que ha tenido SAAB bajo mi punto de vista ha sido utilizar motores diesel del grupo FIAT. No es que dica que los FIAT sean malos, pero a un coche como el SAAB no le puedes meter motores de coches mas genericos. Antes cada marca tenia sus propios motores. Hoy eso no es asi y yo creo que hace que los modelos nuevos sean sosos y sin personalidad

 

7. Miguel

Uno de los mayores errores que ha tenido SAAB bajo mi punto de vista ha sido utilizar motores diesel del grupo FIAT. No es que dica que los FIAT sean malos, pero a un coche como el SAAB no le puedes meter motores de coches mas genericos. Antes cada marca tenia sus propios motores. Hoy eso no es asi y yo creo que hace que los modelos nuevos sean sosos y sin personalidad

 

8. Miguel

Uno de los mayores errores que ha tenido SAAB bajo mi punto de vista ha sido utilizar motores diesel del grupo FIAT. No es que dica que los FIAT sean malos, pero a un coche como el SAAB no le puedes meter motores de coches mas genericos. Antes cada marca tenia sus propios motores. Hoy eso no es asi y yo creo que hace que los modelos nuevos sean sosos y sin personalidad

 

9. aitor

Coche estéticamente feo donde los haya, parece un sombrero de las pelis del oeste. Eso sí, un pedazo de bólido con un pedazo de motor y un acabado excelente.
Yo no se si llegaria tanto como miguel, de preferir un saab a un a4, pero aún así, el que me surja la duda, ya dice mucho de la calidad tanto de este coche como de los saab.
D.E.P. Saab

 

10. Miguel

Yo antes me gasto la pasta en un Saab que en un Audi A4 o un BMW serie 3

 

 

       Siguientes>>

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: 

Comentarios desde facebook
 
 

 

 

 

¡MAS DE 4.000 REVISTAS ORIGINALES!

Buscar en el texto descriptivo:
Revista: