La tienda de revistas de pieldetoro.net

 

 

Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro.net@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Opel Corsa TR 1.2 S 4p.

 

  

 

VIRTUDES

· INTERIOR MUY AMPLIO

· ACCESO AL INTERIOR

· PUESTO DE CONDUCCION

· VISIBILIDAD NOCTURNA

 

DEFECTOS

· SUSPENSION BLANDA

· DIRECCION ALGO LENTA

· FRENOS POCO POTENTES

· CAMBIO ASPERO

 

 

La llegada de los nuevos Opel Corsa de cuatro y cinco puertas ha supuesto un aumento de posibilidades para el vehículo fabricado en Figueruelas. Ahora es mucho más amplio el campo de elección, y concretamente la versión dotada de la carrocería de cuatro puertas y maletero, que es la que hemos probado, es una opción a medio camino entre el segmento de los pequeños polivalentes y el de los coches medios.


Competir en el mercado de los pequeños polivalentes es una tarea difícil para la mayoría de las marcas, principalmente por la gran variedad de modelos y versiones que se ofrecen. Todos los fabricantes diversifican sus gamas al máximo con el objeto de conseguir una oferta atractiva que incline a los usuarios hacia sus productos, y esto es lo que ha hecho General Motors en la gama Corsa. En un principio se comenzó con los Corsa de dos y tres puertas, para más tarde, no hace mucho tiempo, lanzar al mercado las versiones de cuatro y cinco puertas. Estas últimas suponen un salto hacia adelante en lo referente a las posibilidades de esta gama, pues son una buena opción familiar dentro de los pequeños polivalentes.


El Corsa TR, con la nueva configuración de su carrocería, se coloca en una situación privilegiada, pues no cuenta con rivales definidos en el segmento de los pequeños, y viene a competir con coches del segmento medio, que cuentan con un precio superior, lo que constituye un handicap importante. Esta es la baza con que juega la firma para obtener una buena penetración de este modelo, que ofrece muchas posibilidades a sus usuarios potenciales.


 

ESTETICA: POCA VARIACIÓN

 

No ha habido muchos cambios estéticos en este nuevo Corsa. La figura de la carrocería ha permanecido prácticamente igual a la de la versión de dos puertas, y se ha aprovechado todo lo bueno que esta última tenía. Los tres volúmenes ofrecían una gran ventaja en lo referente al maletero, dadas las buenas dimensiones de éste. Así sólo se aprecia un cambio importante, que es la adopción de las cuatro puertas, que se ha solucionado de manera muy favorable. Ahora con esta nueva configuración el Corsa TR ha ganado muchos puntos, pues el acceso al interior se ha visto muy beneficiado. Las cuatro puertas tienen unas medidas suficientes para lograr una accesibilidad eficiente.

 

 

 

Por lo demás, las variaciones han sido mínimas. La parte delantera sigue conservando su personalidad, y sólo los proyectores antiniebla, que se ofrecen como opción, rompen la armonía de líneas, al estar situados muy abajo, al borde del faldón.

 

En la zaga no se aprecian cambios, permaneciendo todo prácticamente igual que en el modelo de dos puertas, a excepción de los montantes, en los que se han introducido cristales para facilitar la visibilidad.


 

INTERIOR: NO HAY CAMBIOS

 

Las versiones TR de dos puertas ya presentaban un interior que destacaba por su amplitud, situación que no se ha visto modificada con la adopción de la nueva carrocería. La capacidad es muy notable, lo que influye favorablemente en el confort de marcha. Tanto en las plazas delanteras como en las traseras el espacio es uno de los puntos a destacar, por lo que los pasajeros se encuentran a sus anchas dentro de este automóvil. Los asientos tienen un claro matiz alemán, como lo demuestra su dureza, aunque no resultan incómodos, sobre todo en viajes largos, en los que esto hace que el cansancio tarde más en aparecer. Los delanteros adolecen de poca envolvencia, lo que, unido a los balanceos de la carrocería en trazados sinuosos, genera una cierta incomodidad para el conductor.

 

 

 

Todo el equipamiento sigue presente, lo mismo que en la versión 1.2 S de dos puertas, en la que también se incluyen los elevalunas eléctricos, los dos retrovisores exteriores y algunos elementos más como el cierre centralizado.


 

MOTOR: ECONOMIA Y ROBUSTEZ

 

Los motores de la gama Corsa siempre se han caracterizado por su gran sobriedad y su buen rendimiento. Concretamente el propulsor de 1.196 c.c. con que estaba equipado el TR 1.2 S que hemos probado ha demostrado su orientación económica, sin dejar por ello de ser brillante. Los 55 CV que es capaz de aportar este grupo motriz son suficientes para las pretensiones del modelo, que con su carácter primordialmente familiar, se muestra ideal para realizar una conducción tranquila. La elasticidad es también un punto destacable de este motor, pues con los 9,3 kgm. que es capaz de lograr a 2.200, tira desde bastante abajo, aunque se ve condicionado por los largos desarrollos de las relaciones del cambio. Esto deja patente que la caja de cambios ha sido concebida para obtener unos consumos muy recortados, sobre todo en terrenos llanos y poco sinuosos, que desgraciadamente no son los que abundan en nuestra geografía. Con unas relaciones más cortas este motor estaría en condiciones de ofrecer todo lo que es capaz de dar de sí. De esta manera es muy difícil sacar el máximo en la mayoría de las marchas, lo que puede resultar positivo a la hora de cuidar el motor y ponerlo a salvo de «pasones de vueltas». Con esto y con la robustez mecánica del grupo motriz la fiabilidad y la larga duración están garantizadas.

 

 

 



AL VOLANTE: COMODIDAD GERMANA

 

Al subirse al puesto de conducción de un vehículo de origen germano siempre se aprecian matices que revelan esta influencia. La posición al volante en el Corsa resulta muy agradable, sobre todo para personas de talla elevada. El volante está bastante vertical, y su manejo es cómodo. Los asientos, si bien son algo duros, presentan un amplio abanico de posturas, lo que facilita el alcance de una buena posición. Tanto la instrumentación como los pedales se muestran muy manejables, si bien el cuadro de instrumentos es algo austero. La palanca de cambios está bien situada, aunque para conductores de talla no muy elevada puede quedar algo lejos. Su manejo es correcto, y aunque es un poco áspera de accionamiento las velocidades se introducen con rapidez y precisión.

 

 

 

Ya habíamos tocado un poco de pasada la visibilidad, pero conviene matizar un poco más este aspecto. El Corsa ofrece muchas ventajas y con su amplia superficie acristalada en combinación con los dos retrovisores exteriores, que se manejan desde el interior, no existe problema alguno que amenace el campo de visión.


 

COMPORTAMIENTO: EXCESIVAMENTE COMODO

 

Con ocasión de la presentación de la nueva gama Corsa 85, en la que se incluían ya los modelos de cuatro y cinco puertas, se dieron a conocer las reformas que se habían llevado a cabo en las suspensiones de todas las versiones. Se varió con respecto a los Corsa antiguos el tarado de los amortiguadores, montando unos más blandos, cuya principal misión sería ofrecer un mayor confort de marcha, y además de equipar todas las variantes, a excepción del GT, con unos muelles más blandos y de mayor recorrido. Todo esto ha repercutido negativamente en el comportamiento del coche, y la versión probada se mostraba excesivamente cómoda, como ya ocurrió en el Corsa 1.3 S de cinco puertas. La carrocería se inclina demasiado en trazados sinuosos y balancea en curvas de radio medio, produciendo una conducción incómoda, sobre todo si se rueda a un fuerte ritmo. El comportamiento de los predecesores de la nueva gama era bastante bueno y no tenía estos problemas.

 

 

 

Los frenos tampoco están a buen nivel, y se pueden mejorar. La potencia de éstos se queda algo corta, aunque no llegan a presentar problemas de calentamiento. El pedal es también esponjoso, lo que produce una cierta sensación de inseguridad.

 

Pasando a la dirección cabe destacar que es algo lenta y que obliga a un exceso de manoteo cuando nos metemos en zonas viradas de las que tanto abundan en nuestra red vial.


 

PRESTACIONES. EN COMPETENCIA DIRECTA

 

El pequeño motor de 1.2 litros que monta este Corsa es capaz de ofrecer un buen rendimiento. A pesar de las largas relaciones de la caja de cambios que influyen negativamente en este apartado, el propulsor se ha mostrado más que suficiente para impulsar esta carrocería con una cierta garra. Su orientación familiar queda clara, si bien los 156 kilómetros que es capaz de alcanzar no son nada despreciables para un utilitario polivalente como es éste. En aceleraciones los resultados son modestos, aunque no están por debajo de lo esperado, mientras que en las recuperaciones el larguísimo desarrollo final de la quinta hace que el coche no sea capaz de demostrar la buena elasticidad de su motor.

 

Prestaciones


Relación peso/potencia: 14,4 kg/CV.
Error velocímetro: 7,75 por 100 en más.
Velocidad máxima en 4.ª: 156,82 km/h.
Velocidad máxima en 5.ª: 152,21 km/h.
Aceleración
1.000 metros salida parada: 37,1 segundos.
De 0 a 100 km/h.: 14,0 segundos.
Recuperación:
De 40 a 100 km/h. en 4.ª: 19,5 segundos.
De 40 a 100 km/h. en 5.ª: 30,2 segundos.

 

 

 



CONSUMO: RODANDO TRANQUILO

 

Las cifras de consumos están acordes con las pretensiones de este automóvil. Rodando a ritmos bajos se muestra muy sobrio, aunque si subimos la marcha y comenzamos a exigir al motor, aunque no se disparan, el Corsa 1.2 se muestra más sediento, sin que por ello se vea amenazada la autonomía.

 

 

 

Consumos


A 90 km/h.: 5,03 litros/100 km.
A 120 km/li.: 6,63 litros/100 km.
Conducción rápida: 8,98 litros/100 km.
Recorrido ciudad: 8,94 litros/100 km.
Promedio prueba: 7,96 litros/100 km.
Capacidad depósito de combustible: 42 litros.
Autonomía media: 527 km.
NOTA: Todas las mediciones han sido realizadas con dos adultos a bordo y depósito de combustible lleno.


 

CONCLUSION: FAMILIAR Y BARATO

 

Los resultados de la prueba revelan claramente el matiz familiar de este modelo. La nueva carrocería de cuatro puertas convierte al Corsa en una buena opción para economías modestas, que verán satisfechas todas sus pretensiones con este vehículo. Sus prestaciones y sus consumos están a buen nivel, lo mismo que el confort y la amplitud de su habitáculo y maletero. Con un precio muy aquilatado, este modelo supone, pues, una buena oferta, sobre todo teniendo en cuenta que se encuentra a caballo entre dos segmentos, lo que supone una gran ventaja.


 

   
 

CARATERISTICAS TECNICAS

 

MOTOR. Tipo: cuatro tiempos de gasolina. Posición: delantero transversal. Número de cilindros: cuatro en línea. Material del bloque: fundición. Material de la culata: aleación ligera. Apoyos del cigüeñal: cinco. Árbol de levas: uno, en culata. Mando árbol: correa dentada. Válvulas: dos por cilindro. Diámetro/carrera: 77,8/62,9 mm. Cilindrada: 1.196 c.c. Relación de compresión: 9,2 a 1. Potencia máxima: 55 CV a 5.600 r.p.m. Potencia específica: 45,98 CV/L. Par máximo: 9,2 Kgm. a 2.200 r.p.m. Régimen máximo: 6.600 r.p.m. Alimentación: un carburador monocuerpo. Encendido: electrónico. Lubricación: bomba de engranajes. Refrigeración: por agua con electroventilador.


TRANSMISION. Tracción: delantera. Embrague: monodisco en seco. Caja de cambios: manual de cinco velocidades. Relaciones: 1.ª 3,545; 2.ª 1,957; 3.ª 1,300; 4.ª 0,889; 5.ª 0,711 a 1. Grupo cónico: 3,944 a 1. Desarrollo final: 35,72 K/h., a 1.000 r.p.m. en 5.ª.


FRENOS. Mando: hidráulico. Circuito: doble en diagonal. Delanteros: de disco. Traseros: de tambor.


SUSPENSIONES. Delantera: MacPherson, muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos. Trasera: ruedas semi-independientes con eje torsional que oficia de estabilizador. Muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos.


DIRECCION. Tipo: cremallera. Vueltas de volante entre topes: 3,9. Desmultiplicación: 21,4 a 1. Diámetro de giro: 9,4 m.


INSTALACION ELECTRICA. Batería: 12 V 36 Ah. Alternador: 45 A.


RUEDAS. Llantas: de chapa estampada con embellecedores. Neumáticos: Michelín MX de 145 SR 13. Medida de llanta: 13 x 4,5”.


CARROCERIA. Tipo: monocasco autoportante. Peso en vacío: 795 kg. Distancia entre ejes: 2,34 m. Vía delantera: 1,32 m. Vía trasera: 1,30 m. Longitud total: 3,95 m. Anchura total: 1,53 m. Altura total (vacío): 1,36 m.

 

 


· Fuente: F. Gómez (VELOCIDAD nº 1251, 14 de septiembre de 1985)

 

 
 
   
   

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas que puedes leer aquí

 
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 

 

Censo de pruebas del OPEL CORSA TR en la prensa del motor española (8)

 

 

 

 OPEL CORSA TR 1.2 S

 AUTOPISTA Nº 1223 (11-12-82)

añadir al carrito

 
 

 

 OPEL CORSA TR 1.2 S

 VELOCIDAD Nº 1107 (27-11-82)

añadir al carrito

 
 

 

 OPEL CORSA TR 1.2 S 4P.

 VELOCIDAD Nº 1251 (14-09-85)

 
 

 

 OPEL CORSA TR 1.3 S

 VELOCIDAD Nº 1145 (3-09-83)

añadir al carrito

 
 

 

 OPEL CORSA TR 1.3 S LUXUS

 AUTOPISTA Nº 1258 (27-08-83)

añadir al carrito

 
 

 

 OPEL CORSA TR 1.3/VOLKSWAGEN POLO CLASSIC CL

 MOTOR 16 Nº 076 (6-04-85)

añadir al carrito

 
 

 

 RENAULT 9 GTC/OPEL CORSA TR 1.2 GLS

 MOTOR 16 Nº 083 (25-05-85)

añadir al carrito

 
 

 

 VOLKSWAGEN POLO CLASSIC/OPEL CORSA TR

 SOLO AUTO Nº 016 (ENERO 1984)

añadir al carrito

 

 

Comentarios de los lectores: 12
 

 

1. R1943 

De pequeño no me gustaba nada,me parecía de viejos.
Pero el otro día vi uno aparcado cerca de mi barrio y me dio una bofetada de nostalgia.
Tiene el encanto de lo sencillo.

 

 

2. Ricardo 

30 septiembre 2023

Tienen su gracia y su carisma estos Opel Corsa primera generación con tres volumenes, 6 cm apenas mas de largo que un Renault 7
Que tal se vendieron en España? tuvieron éxito, fueron apreciados?

Los Opel Corsa B y C si hubo versiones tres volumenes, pero no se endieron en Europa, alguien sabe la razón de eso

 

 

3. Fernando 

Que curioso que esa unidad llevara cinturones traseros. Seguramente estaría destinada a un mercado extranjero ya que hasta el restayling del 90 no los llevó.

 

 

4. S63 

Muy bien proporcionado, a diferencia de otros en los que el maletero parecía un postizo.

Fue un buen sedán para familias trabajadoras o para quien prefería ese formato pero no quería un modelo más grande o más caro.

 

 

5. Oltre 

Siempre me dio la impresión que tanto este como el de tres puertas no fueron concebidos para añadirles dos puertas más a cada uno.

Parecían un pegote especialmente en el "sin culo", además salieron bastante más tarde que los de solo dos puertas.

El que más me gustaba era el TR, de dos puertas, y que ahora es prácticamente imposible de ver.

 

 

6. VolvoB10B  

Opel y ford siempre me parecieron similares como dice Jk

 

 

7. Jk 

Es curiosa la imagen en otros tiempos de Opel. Coches un poco toscos o torpones pero de buenas mecánicas y bien construidos. La alternativa a Ford pero menos pintona. Yo también me he preguntado alguna vez si el mentado superlópez tendría que ver en la de después. Pero bueno, GM nunca ha necesitado muchos empujones para echarlo todo a perder con las reducciones de costes.

 

 

8. LOWARD 

El polo classic era de dos puertas.

 

 

9. VolvoB10B 

El rival directo del polo classic

 

 

10. Oscar de Lleida 

23-III-2022 @ Luciano: Lleva taques hidráulicos, no hay reglaje de válvulas.

 

 

 

       Siguientes>>

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: