La tienda de revistas de pieldetoro.net

 

 

 

Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro.net@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Seat Malaga LD

 

  

 

VIRTUDES

· AMPLITUD DE MALETERO Y HABITACULO

· ESCALONAMIENTO DEL CAMBIO

· EQUILIBRIO CONSUMO/PRESTACIONES

· BUENA VISIBILIDAD

 

DEFECTOS

· MOTOR RUIDOSO

· EQUIPAMIENTO DEMASIADO AUSTERO

· VIBRACIONES Y ASPEREZA DEL CAMBIO

· TACTO DEL PEDAL DE FRENO

 

 

No hace demasiado tiempo vio la luz la gama Málaga de Seat. En ella se incluyen dos versiones propulsadas por un motor Diesel de 1.700 centímetros cúbicos. La más baja de ellas, protagonista de esta prueba, engloba características cada vez más importantes en los coches, entre las cuales hay que destacar el equilibrio logrado entre economía y prestaciones.

 

A finales del pasado mes de abril se presentó oficialmente el nuevo Seat Málaga, que inicialmente está disponible en el mercado en versión de gasolina de 1.500 c.c. y esta de gas-oil, de 1.700 c.c. Ambas heredan las mismas soluciones técnicas de los Ronda e Ibiza, pero en el caso particular del Málaga Diesel, su motor es el antiguo y no el que se está preparando, con nueva culata, para las nuevas versiones del Ibiza Diesel.

 

La versión que protagoniza esta prueba es la básica, denominada «L», con un equipamiento muy austero y un enfoque esencialmente económico, tanto en el precio de compra como en su mantenimiento.


 

ESTETICA: DISCRETA Y SIN CAMBIOS

 

La carrocería del Málaga, en las versiones de gasolina y gas-oil, no podemos decir que sea un prodigio de diseño. Adoptando la misma plataforma de los Ronda y los Ibiza, su diseño mantiene ciertos rasgos comunes a aquéllos, sobre todo en lo referente al frontal y al perfil.

 

 

Con relación a la parte anterior, la versión diesel del Málaga se mantiene idéntica a la de sus hermanos con motor System Porsche. Esta cuenta con una calandra negra enrejada, con reminiscencias del Ibiza, unos faros rectangulares de buenas dimensiones y un paragolpes, construido en material sintético, que va pintado en el mismo color de la carrocería a excepción de una franja en su parte superior, en negro, sobre la que van encastrados los intermitentes.

 

La vista lateral permanece también invariable, siendo una mezcla de diseño del Ibiza y el Ronda a la que se ha unido un maletero, muy armonizado, por cierto, pues no resulta ser «un parche» en el conjunto del diseño. Las únicas variaciones están referidas a las bandas protectoras laterales, más estrechas en esta versión básica, y a las llantas, que son de chapa estampada como elemento de serie.

 

 

Finalmente, para terminar este apartado, hay que aludir al diseño de la parte posterior. Esta resulta muy homogénea, aunque en absoluto novedosa, pues su estilo, a pesar de ser acertado, no incorpora elementos que llamen, por sí solos, la atención.


 

INTERIOR: EXCESIVAMENTE AUSTERO

 

El proyecto S-3, denominación técnica de la gama Málaga, no destaca, desde luego, por ser un prodigio de lujo y terminación en lo que a diseño del habitáculo respecta. Si el Málaga CLX, el más caro de todos, presenta ciertas lagunas de equipamiento, la versión «L» de gas-oil cuenta aún con más «ausencias».

 

El amplio espacio interior ofrece un aspecto que, para nuestro gusto, resulta exageradamente austero.

 

 

 

Los asientos están tapizados con un tejido que, aunque resistente y duradero, resulta algo antiguo y pobre. Sin embargo, hay que romper una lanza en favor de su comodidad, pues aunque la banqueta posterior es algo corta, en general, tanto la plazas delanteras como las traseras son amplias y confortables.

 

Por otro lado, los paneles de las puertas son de lo más simple, pues su revestimiento, en plástico con aspecto de tela, carece de bolsas portaobjetos (excepto en la del conductor) y sólo cuentan con unos sencillos apoyacodos y las clásicas manivelas alzacristales, ya que ningún Málaga ofrece como elemento de serie los elevalunas eléctricos.

 

Ya para concluir este apartado, hay que destacar algunas «ausencias», como dijimos al principio, que no estarían nunca de más en este tipo de modelos, pues el hecho de que cuenten con un motor de gas-oil no les exime de estar equipados con un cierto número de elementos que ya son habituales incluso en coches de menos precio y condición. Así, el Málaga L-D carece de guantera, de apoyacodos central, de espejo retrovisor exterior derecho, de reloj horario, etcétera. Son, en definitiva, lagunas que, si no son catalogables como imprescindibles, sí empobrecen la imagen del habitáculo.


 

MOTOR: BUENO, PERO ALGO ESCANDALOSO

 

A la espera de que Seat lance el nuevo motor Diesel, con una culata rediseñada, el Málaga incorpora el mismo propulsor con que cuentan los Ronda y los primeros Ibiza de gas-oil. De todos modos, ello no es obstáculo para que su comportamiento no ofrezca ninguna pega.

 

Con 1.7 litros de cilindrada y 55 caballos de potencia, que se obtienen a 4.500 vueltas, el motor Diesel de este Málaga resulta lo suficientemente ágil como para realizar una conducción no excesivamente tranquila. Su única pega puede residir en el hecho de que su «claqueteo» esté más cerca de los motores de gas-oil de la vieja generación que de la nueva. De todos modos, su rendimiento resulta óptimo, con una curva de par que tiene su punto máximo a 3.000 revoluciones por minuto, cifra a la que desarrolla 10 kgm., pero que peca de ser poco plana.

 

 

 

En cuanto a la caja de cambios, ofrece dos aspectos bien diferenciados: manejo y desarrollos.

 

En el primero de ellos el Málaga se muestra mediocre, con una palanca cuyo accionamiento es áspero —incluso duro— y que, además, produce unos ruidos extraños. En el segundo está la cara positiva de la moneda. El escalonamiento de las marchas, que no resta eficacia en absoluto al motor, es muy acertado, con unos desarrollos que no resaltan largos, permitiendo, según gustos, una conducción económica (si no se abusa en los cambios) o una conducción briosa, aunque siempre dentro de los márgenes que un motor Diesel de este tipo presenta.


 

AL VOLANTE: APROBADO POR LOS PELOS


El puesto de conducción del Málaga L-D ofrece un aspecto que, a la vista del acabado de otros modelos de gas-oil —mucho más completos—, resulta exageradamente pobre.

 

La colocación del conductor, aunque no es en ningún caso incómoda, está limitada a la regulación del asiento, en el que es fácil encontrar la postura más confortable, pues el volante, a diferencia de versiones más caras, no es regulable en altura. Por otra parte, el aro de éste, con un diámetro considerable, facilita las maniobras en parado, si bien éstas resultan un poco «costosas» por el mayor peso que el motor hace recaer sobre el tren delantero. Los pedales, algo desplazados a la derecha, sólo ofrecen un problema, y es que el del freno, además de estar algo más elevado que el del acelerador (cosa que obliga a mover el pie derecho más de lo acostumbrado), tiene un recorrido bastante largo.

 

La instrumentación, como ocurre con el interior en general, resulta paupérrima y levemente complicada en su manejo inicialmente. El tablero de instrumentos, que cuenta con los testigos correspondientes a las informaciones fundamentales del vehículo, está presidido por tres únicos relojes: el velocímetro, el indicador del nivel de combustible y el termómetro de agua, echándose de menos un indicador de presión de aceite o un cuentavueltas, cada vez más habitual en los modelos movidos por el combustible «menos caro». Los mandos, similares a los del Ibiza, exigen una fase de adaptación previa, especialmente en lo que se refiere a los dos interruptores para las luces de posición, cruce y carretera, y al mando del limpia-lavaparabrisas, de accionamiento mal estudiado. La palanca de cambios, por su parte, y como dijimos en el apartado correspondiente al motor, es algo desagradable al tacto. El enclavamiento de las velocidades, aunque preciso, es áspero, a lo que debemos sumar la excesiva dureza, no de engranar, sino de desengranar la marcha atrás.

 

En el terreno de la visibilidad, la gran superficie acristalada del Málaga —que en esta versión carece de cristales tintados— permite un buen «dominio» del contorno. No obstante, sería muy de agradecer un retrovisor en el lado derecho y, puestos a pedir, el reglaje desde el interior del correspondiente al lado del conductor.


 

COMPORTAMIENTO: NOBLE Y TRANQUILO

 

El comportamiento del Málaga Diesel, al igual que ocurre con el equipado con motor de gasolina, no ofrece problema alguno. Las suspensiones que monta (con columnas McPherson delante y triángulos inferiores unidos por una ballesta transversal y amortiguadores en el eje trasero), no presentan excesivas pegas. A pesar de tener un recorrido considerable, que hace que el coche se incline en ocasiones más de la cuenta, mantiene un perfecto equilibrio entre confort y seguridad. En carreteras rápidas y con curvas de gran radio —autovías y autopistas—, la estabilidad es francamente buena, sin perder en ningún momento el Málaga su trayectoria. Ya en zonas viradas, el nuevo producto de Seat varía algo en su comportamiento. Como todo tracción delantera, por culpa del mayor peso sobre el tren anterior —en esta ocasión incrementado por el mayor peso del motor Diesel—, el Málaga muestra una ligera tendencia al subviraje. A ello hay que unir, además, cuando se circula rondando los límites de este automóvil, un leve «barrido» del tren trasero, que en cualquier caso resulta «agradable», pues ayuda a compensar el subviraje inscribiendo al coche en la trayectoria deseada.

 

En cuanto al comportamiento de los demás elementos mecánicos, la dirección resulta algo pesada y lenta, lo que dificulta tanto las maniobras en parado como su conducción en trazados de montaña o con curvas muy cerradas. En cuanto a los frenos, y dada la condición tranquila de este coche, no mostraron durante la prueba síntomas de fatiga, pero no resultan demasiado agradables al tacto, pues al largo recorrido del pedal hay que sumar su excesiva progresividad, que hace tener la sensación de que el Málaga no se va a detener a tiempo.


 

PRESTACIONES: DENTRO DE LA LOGICA

 

En el capítulo de prestaciones, el Málaga Diesel se mantiene más bien discreto, con unas aceleraciones y velocidades máximas que son comunes a casi todos los coches movidos por gas-oil de su categoría. El motor de 1,7 litros y 55 caballos de potencia no es una bomba, pero sí permite unos buenos promedios. Así, se puede circular con él haciendo medias de 120 ó 130 km/h. sin riesgo para el conjunto mecánico.

 

Pero yendo a cifras concretas, no hay que esperar demasiado de este Seat. Los algo más de 126 km/h. en cuarta y los casi 144 km/h. en quinta, unidos a sus elevadas cifras en aceleraciones, con casi 20 segundos para pasar de 0 a 100, no son como para quitarse el sombrero; ahora bien, ello es excusable por su condición de automóvil tranquilo, pues quien quiera correr recurrirá a modelos de gasolina y de mayor cilindrada.


 

CONSUMOS: MAS QUE ACEPTABLES

 

El Málaga Diesel está enfocado directamente hacia la economía de consumos, a lo que contribuyen tanto el hecho de que consuma el combustible más barato como el motor en sí, que en absoluto pasa por ser glotón. Prueba de lo que decimos son esos 5,6 litros consumidos a una velocidad constante de 90 kilómetros por hora, los 6,2 gastados a 120 o, lo que importa más al usuario —ya que generalmente se circula más por ciudad que por carretera—, los 7,1 litros que el Málaga bebió en tráfico urbano (bastante denso, por cierto).

 

En líneas generales, y a tenor de estos datos, el Málaga Diesel es el coche idóneo para combinar su uso por carreteras y ciudad, ya que ni en uno ni en otro terreno llegan las cifras a disparatarse, cosa que, por otro lado, queda confirmada con los 10,5 litros consumidos en conducción rápida, a medias de 140 y 150 km/h. de velocímetro. En cualquier caso, los consumos son susceptibles de variar en función del manejo que se haga del cambio, pues si se pretende hacer una conducción totalmente tranquila, sin tocar la palanca de cambios más que lo justo, los litros pueden bajar. Por contra, si «usamos» el Málaga Diesel con la intención de moverlo con toda la briosidad que su motor y cambio permiten, la cosa puede ir «in crescendo»; eso sí, sin sobrepasar apenas las cifras que nosotros hemos extraído de esta prueba.


 

CONCLUSION: EN FUENCION DE LAS PRETENSIONES

 

Desde que los usuarios comenzamos a concienciarnos de la incipiente crisis del petróleo, la tendencia a comprar coches cada vez más parcos en consumo hay ido creciendo. Ello, sin embargo, no ha sido óbice para que este tipo de coches rechace un cierto nivel de prestaciones, con lo cual tanto la economía como las prestaciones de los coches equipados con motores Diesel han aumentado casi simultáneamente.

 

Dentro de este tipo de automóviles se encuadra el Málaga Diesel, que, con un motor de concepción más bien clásica, permite una utilización considerableente ágil y a la vez económica.


Las únicas pegas residen en el hecho de que su «carismática» economía se haya extendido al equipamiento del coche. A pesar de ser esto excusable por su terminación básica, nosotros creemos que se han descuidado ciertos detalles, cada vez más comunes a este tipo de modelos.

 

Así, haremos ahora una especie de foto robot del posible comprador del Málaga L-D. Este será, sobre todo, quien se preocupe prioritariamente del aspecto económico, sin importarle en exceso las prestaciones, que en modo alguno son bajas. Además, será aquel que desee un costo lo más bajo posible, para lo cual sacrifica las ya clásicas concesiones al equipamiento, como pueden ser los elevalunas eléctricos, los cristales tintados, los cierres centralizados y algún que otro elemento más en el tablero de instrumentos. De todos modos, no creemos que este modelo de Seat resulte por culpa de estas lagunas, menos interesante, ya que sus virtudes se encuentran tanto en el terreno de la amplitud, con un habitáculo sumamente espacioso y un maletero enorme, como en el de la mecánica, resistente y austera.


 

PRESTACIONES


Relación peso/potencia: 18,09 kg/CV.
Error velocímetro: por 100 en más.
Velocidad máxima en 4.ª: 126,07 km/h.
Velocidad máxima en 5.ª: 143,97 km/h.
Aceleración:
1.000 metros salida parada: 39,69 segundos.
De 0 a 100 km/h. 19,87 segundos.
Recuperación:
 De 40 a 100 km/h. en 4.a: 18,62 segundos.
 De 40 a 100 km/h. en 5.a: 25,44 segundos.

 

CONSUMOS

 

A 90 km/h.: 5,6 litros/100 km.
A 120 km/h.: 6,2 litros/100 km.
Conducción rápida: 10,5 litros/100 km.
Recorrido ciudad: 7,1 litros/100 km.
Promedio prueba: 7,35 litros/100 km.
Capacidad depósito de combustible: 50 litros.
Autonomía media: 680 km.
NOTA: Todas las mediciones han sido realizadas con dos adultos a bordo y depósito de combustible lleno.

 

   
 

FRENTE A SUS RIVALES

 

FIAT REGATA DS


Con un precio sensiblemente superior, el Regata Diesel Super tiene más que ofrecer al comprador. Además de contar con un motor superior en potencia —10 caballos más que el Málaga— su equipamiento es más completo, estando dotado de «chek control», elevalúnas eléctricos, cierre centralizado de puertas, etcétera. Su única pega reside en unas suspensiones demasiado blandas, que provocan balanceos excesivos del coche cuando se circula por carreteras viradas.

 

RENAULT 9 GTD

 
En cuanto a precio, este modelo de FASA es el más parecido al Málaga. Sin embargo, tiene bastante más que ofrecer, pues aunque su motor es muy parecido al diesel de Seat, con 54 caballos de potencia, el equipamiento y la terminación son bastante mejores. En cuanto a comportamiento, quizá sean demasiado blandas sus suspensiones, acusando un considerable subviraje en carreteras sinuosas cuando se circula a fuerte marcha.

 


FORD ORION GL 1.6 D

 
Este es uno de los modelos más en consonancia con el Málaga Diesel. Con un motor de 54 caballos, común al Fiesta y Escort, sus prestaciones son similares, si bien están penalizadas por una caja de cambios de desarrollos demasiado largos. Por otro lado, en el terreno del equipamiento supera sensiblemente al modelo de Seat, con un acabado más completo y agradable. Otra de sus virtudes reside en el consumo, bastante inferior al mostrado por el Málaga.

 


TALBOT SOLARA

 
Como ocurre con el Regata, este Solara está bastante por encima del Málaga. Con un precio que ronda el millón y medio, su motor resulta excelente en el terreno del rendimiento. Además, y aparte de la comodidad de sus suspensiones, demasiado blandas, cuenta con un nivel de equipamiento superior, en el que se incluyen lunas tintadas, cierre electromagnético de puertas, elevalunas eléctricos, etcétera, siempre como elementos de serie.

 

 


 

 

 

 

 CARACTERISTICAS TECNICAS

 

 

 


MOTOR: Tipo: cuatro tiempos diesel. Posición: delantero transversal inclinado. Número de cilindros: cuatro en línea. Material del bloque: fundición. Material de la culata: fundición. Apoyos del cigüeñal: cinco. Árbol de levas: en culata. Mando del árbol: por correa dentada. Válvulas: dos por cilindro. Diámetro por carrera: 83 x 79,2 mm. Cilindrada: 1.714 c.c. Relación de compresión: 20:1. Potencia máxima: 55 CV a 4.500 r.p.m. Potencia específica: 32,1 CV/L. Par máximo: 10,0 kgm. a 3.000 r.p.m. Velocidad media del pistón: 11,88 m/s. a 4.500 r.p.m. Régimen máximo: 4.600 r.p.m. Alimentación: inyección mecánica Diesel-Boch. Lubricación: por cárter húmedo. Refrigeración: por agua.

 

TRANSMISION: Tracción: delantera. Embrague: monodisco en seco con mando mecánico, caja de cambios: de cinco velocidades. Relaciones: 1.ª 3,50:1; 2.a 1,95:1; 3.a 1,32:1; 4.a 0,97:1; 5.ª 0,97:1. Grupo cónico: 4,294:1. Desarrollo final: 32 km/h. a 1.000 r.p.m. en 5.ª.

 

FRENOS: Mando: hidráulico con servofreno. Circuito: doble independiente. Delanteros: de disco. Traseros: de tambor.

 

SUSPENSION: Delantera: independiente, tipo McPherson, con amortiguador hidráulico y muelle. Trasera: brazos inferiores transversales unidos por ballesta, también transversal, y amortiguadores telescópicos.

 

DIRECCION: Tipo: de cremallera. Vueltas de volante entre topes: 4,4. Diámetro de giro: 10,2 m.

 

INSTALACION ELECTRICA: Batería: 12 V. 66 Ah. Alternador: 55 A.

 

RUEDAS: Llantas: de chapa estampada en medida 5 x 13. Neumáticos: Pirelli P4 155 SR 13 x 15.

 

CARROCERIA: Tipo: monocasco autoportante de chapa estampada. Peso en vacío: 995 kg. Peso máximo: 1.450 kg. Distancia entre ejes: 2,450 mm. Vía delantera: 1.400 mm. Vía trasera: 1.410 mm. Longitud total: 4.273 mm. Anchura total: 1.650 mm. Altura total: 1.440 mm.

 
    

 


· Fuente: J. L. Páder, VELOCIDAD Nº 1241 (6 de julio de 1985)

 

 
 
   
   

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas que puedes leer aquí

 
 
 
   
 
 
   
 
 

 

Censo de pruebas del SEAT MALAGA en la prensa del motor española (43)

 

 

 

 15.000 KM CON UN SEAT MALAGA DIESEL

 MOTOR 16 Nº 097 (31-08-85)

añadir al carrito

 
 

 

 AUSTIN MONTEGO 2.0 MAYFAIR/FIAT REGATA 100ie/FORD ORION GHIA 1.6i/SEAT MALAGA INJECTION

 AUTOPISTA Nº 1470 (17-09-87)

añadir al carrito

 
 

 

 CITROËN BX 16 TRS/FORD ORION 1.6 GHIA/OPEL KADETT 1.6 GLS/RENAULT 11 TXE/ROVER 216 SE/SEAT MALAGA 1.5 GLX

 AUTOPISTA Nº 1428 (27-11-86)

añadir al carrito

 
 

 

 CITROËN BX 16 TRS/FORD ORION 1.6 GHIA/RENAULT 9 TXE/ROVER 216 SE/SEAT MALAGA 1.5 GLX/TALBOT SOLARA ESCORIAL

 AUTOPISTA Nº 1395 (10-04-86)

añadir al carrito

 
 

 

 CITROËN BX 17 D/FORD ORION 1.6 D GHIA/OPEL KADETT 1.6 D/RENAULT 11 GTD/SEAT MALAGA 1.7 GLD

 AUTOPISTA Nº 1438 (5-02-87)

 
 

 

 FIAT REGATA 1.6/FORD ORION 1.6/OPEL KADETT 1.6/RENAULT 9 1.7/ SEAT MÁLAGA 1.5

 AUTOMECANICA Nº 193 (ABRIL 1986)

añadir al carrito

 
 

 

 FIAT REGATA 100 S/FORD ORION 1.6 GL/RENAULT 18 GTS/SEAT MALAGA 1.5 GLX/TALBOT SOLARA ESCORIAL

 AUTOPISTA Nº 1346 (4-05-85)

añadir al carrito

 
 

 

 FIAT REGATA MARE/SEAT MALAGA BRISA

 COCHE ACTUAL Nº 015 (3-12-87)

añadir al carrito

 
 

 

 FORD ORION 1.4 CL/SEAT MÁLAGA 1.2 GLX

 COCHE ACTUAL Nº 033 (1-09-88)

añadir al carrito

 
 

 

 FORD ORION 1.6i GHIA/OPEL KADETT 1.8i GT/PEUGEOT 309 GT/FIAT REGATA 100 ie/SEAT MALAGA INJECTION/RENAULT 11 GTX

 SUPER AUTO Nº 02 (NOVIEMBRE-DICIEMBRE 1987)

 
 

 

 GAMA SEAT MÁLAGA

 COCHE ACTUAL Nº 012 (22-10-87)

 
 

 

 OPEL KADETT 1.6 GLS/OPEL KADETT 1.6 GLD - SEAT MALAGA 1.5 GLX/SEAT MALAGA 1.7 GLD - FORD ORION GHIA 1.6/FORD ORION 1.6 CLD - RENAULT 9 TXE/RENAULT 9 GTD - TALBOT SOLARA 1.6/TALBOT SOLARA 1.9 D

 MOTOR 16 Nº 151 (13-09-86)

añadir al carrito

 
 

 

 OPEL KADETT 1.6 GLS/RENAULT 19 TXE CHAMADE/SEAT MALAGA 1.5 GLX (90 CV)

 AUTOPISTA Nº 1558 (25-05-89)

añadir al carrito

 
 

 

 OPEL KADETT 1.6 GLS/RENAULT 9 TXE/SEAT MALAGA 1.5 GLX

 MOTOR 16 Nº 124 (8-03-86)

añadir al carrito

 
 

 

 OPEL KADETT 1.8i GT/FORD ORION 1.6i/SEAT MALAGA INJECTION/FIAT REGATA 100 S

 MOTOR 16 Nº 209 (24-10-87)

añadir al carrito

 
 

 

 RENAULT 19 CHAMADE TXE/SEAT MALAGA 1.5 GLX

 AUTO 1 Nº 083 (6-07-89)

añadir al carrito

 
 

 

 RENAULT 19 CHAMADE/VOLKSWAGEN JETTA CL PLUS/FORD ORION 1.6 GHIA/OPEL KADETT 1.6 GL/FIAT REGATA RIVIERA 1.6/SEAT MALAGA 1.5 GLX

 MOTOR 16 Nº 293 (3-06-89)

añadir al carrito

 
 

 

 RENAULT 19 TXE CHAMADE/SEAT MALAGA 1.5 GLX

 AUTOMECANICA Nº 232 (JULIO 1989)

 
 

 

 RENAULT 9 GTD/SEAT MALAGA GLD

 AUTO HEBDO Nº 0068 (17-07-85)

 
 

 

 RENAULT 9 SPRING/SEAT MALAGA 1.2 GLX

 MOTOR 16 Nº 220 (9-01-88)

añadir al carrito

 
 

 

 RENAULT 9 TXE/FORD ORION 1.6 GL/SEAT MALAGA 1.5 GLX

 MOTOR 16 Nº 112 (14-12-85)

añadir al carrito

 
 

 

 RENAULT 9-11 TXE/ALFA ROMEO 33 1.5 TI/FORD ESCORT-ORION 1.6/OPEL KADETT GLS 1.6 4P-5P/PEUGEOT 309 SR/SEAT MALAGA 1.5 GLX

 MOTOR 16 Nº 200 (22-08-87)

 
 

 

 SEAT IBIZA 1.2 GLX CATALIZADO/SEAT MALAGA 1.5 GLX CATALIZADO

 AUTOPISTA Nº 1622 (16-08-90)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA 1.2 GLX

 AUTOPISTA Nº 1493 (25-02-88)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA 1.5 GL

 AUTOPISTA Nº 1346 (4-05-85)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA 1.5 GLX

 AUTO HEBDO Nº 0081 (28-01-86)

 
 

 

 SEAT MALAGA 1.5 GLX

 VELOCIDAD Nº 1232 (4-05-85)

 
 

 

 SEAT MALAGA 1.5 GLX/FORD ORION 1.6 GL

 MOTOR 16 Nº 098 (7-09-85)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA 1.5 GLX/RENAULT 9 TSE

 VELOCIDAD Nº 1233 (11-05-85)

 
 

 

 SEAT MALAGA 1.5 GLX/VOLKSWAGEN JETTA CL.

 MOTOR 16 Nº 265 (19-11-88)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA GLD

 AUTOPISTA Nº 1348 (18-05-85)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MÁLAGA GLD/FORD ORION 1.6D GL/FIAT REGATA 1.7 D/RENAULT 9 GTD

 MOTOR 16 Nº 082 (18-05-85)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA GLX 1.5

 MOTOR 16 Nº 080 (4-05-85)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA INJECTION

 AUTOPISTA Nº 1459 (2-07-87)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA INJECTION

 MOTOR 16 Nº 193 (4-07-87)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA INJECTION

 AUTOMECANICA Nº 209 (AGOSTO 1987)

 
 

 

 SEAT MALAGA INJECTION

 AUTO HEBDO Nº 0124 (7-07-87)

 
 

 

 SEAT MALAGA INJECTION

 VELOCIDAD Nº 1348 (25-07-87)

 
 

 

 SEAT MALAGA INJECTION

 AUTO 1 Nº 040 (23-07-87)

 
 

 

 SEAT MALAGA INJECTION

 COCHE ACTUAL Nº 004 (2-07-87)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA INJECTION/FIAT REGATA 100 i.e./FORD ORION 1.6i GHIA

 MOTOR 16 Nº 197 (1-08-87)

añadir al carrito

 
 

 

 SEAT MALAGA LD

 VELOCIDAD Nº 1241 (6-07-85)

 
 

 

 SEAT MALAGA LD/FIAT REGATA SD

 VELOCIDAD Nº 1244 (27-07-85)

añadir al carrito

 

 

Comentarios de los lectores: 25
 

 

1. S63 

@Empanadilla: Cualquier comentario es interesante, también el de cualquier joven que jamás haya visto algún clásico de los que aquí se comentan, pues ayuda a ver cómo le afecta el paso del tiempo a cada estilo.

Yo de mecánica sólo sé lo que se aprende siendo aficionado a los coches, por leer revistas y pruebas en cualquier formato.

 

 

2. Oscar de Lleida 

Cuando digo la utilizamos, me refiero a el pasado.

 

 

3. Oscar de Lleida 

@ Enjeniero, muchas gracias por la información.
Sopral una buena marca española de Sabadell, que ahora pertenece a la multinacional Fuchs (alemana de prestigio). En la empresa familiar la utilizamos incluida la Sopograsa. Es mejor el hidráulico por su baja viscosidad (aproximadamente un SAE 10) que se asemeja más a la del gasóleo. Yo le pongo aceite de girasol cuando no tengo el mineral.
Me alegra desentrañar el misterio de la culata. Por tanto si existió una culata modificada.

 

 

4. Enjeniero 

El depresor a la punta del árbol de levas, no al cigüeñal como he puesto antes...

 

 

5. Enjeniero 

@ Oscar de Lleida, con respecto a la modificación de la suspensión no sabría decirle, el coche degradaba en poco tiempo las ruedas por el interior (especialmente la derecha, quizás el peso del motor). Con la bomba de inyección se hacía lo que comenta, mover la bomba sobre su soporte (a oído...)
En lugar de aceite de motor mezclaba con el gasóleo aceite "hidráulico" (Sopral).

Con respecto al motor 1.7D, en las últimas versiones antes de cesar su producción se cambió la estética del mismo: la tapa de balancines era distinta (desapareció el tapón tipo FIAT) y el depresor pasó a la punta del cigüeñal, además se anunciaban 2 cv más....

 

 

6. Óscar de Lleida 

Buen detalle matricular los coches de prueba en Málaga.

 

 

7. Oscar de Lleida 

@ Florentino: Respecto a la nueva culata que está en estudio para los Ibiza, según el texto, nunca más se supo (¿?). Imagino que la intención era que un experto en Diesel se la diseñar (para evitar pagar royalties a FIAT), como hizo Ricardo para varios fabricantes o Deuz para el Ford 1.6 de la época. Es menos probable que se lo pidieran a Porsche o a sus vecinos de Zona Franca que ya les habían suministrado algunos Perkins (como algunos motores Mercedes los de Elizalde).
Imagino que con la entrada de Volkswagen se abandonó la idea.
P.D.: Antes se me olvidó comentar que en las fichas aparece siempre la bomba de inyección de la casa Bosch pero luego también se montaban las C.A.V. (como la de Enjeniero), pasa lo mismo con los motores de XUD de la C-15 (bueno en todos los XUD de PSA) que monta las dos.
Las C.A.V. (Condiesel en España), se fabricaron hasta hace poco en Sant Cugat de Vallès, el origen era las Roosa-Master (USA) licenciadas a C.A.V. (Charles Anthony Vandervell GB), después 1º paso a manos de Lucas, 2º a TRW y finalizo como Delphi.
Las Bosch imagino que eran de Alemania, si bien TZD (Talleres Diesel Zaragoza) fabrico con licencia Bosch las lineales, para los motores Mercedes que hacia Elizalde en BCN.

 

 

8. Oscar de Lleida 

@ Empanadilla, encantado de verle por estos lares, es un buen redactor que con el Sr. Fabadas, pueden mejorar nuestras aburridas tertulias técnicas. Pues ambos ven y describen el momento o situación, con visión lateral o con nuevas perspectivas que los conduce a hacer comentarios jocosos o picantes y por ello amenos.

 

 

9. Oscar de Lleida 

@ Enjeniero, perdone mi intromisión, pero soy un apasionado de la mecánica y le comunico lo que entendido acerca de su muy interesante aportación.
Si me equivoco corríjame.
1º Entiendo que lo que le hicieron con su suspensión delantera es variar las caídas (se supone que más negativa), mediante el sistema de agrandar los 2 agujeros de cada una de las 2 platinas del amortiguador que lo fijan a la parte superior de la mangueta en la McPherson. Luego ponen 2 o 4 arandelas excéntricas con los pernos de sujeción de la mangueta, le dan la caída y las fijan con soldadura o mediante un plano o muesca al lateral de las platinas. Esto hace que ya no se desgaste por un lateral descaradamente.
2º La C.A.V. iba en el lugar del distribuido (el bloque era el del 1800 biárbol del FU y el mismo Lampredi lo convirtió en Diesel). Por tanto lo que debía hacer era girar la boba a izquierda o derecha para avanzar o retrasar la inyección y fijarla con el mismo tornillo que fijaría el Delco.
3º Aquí no hay duda posible, es una buena práctica lo del aceite en el gasóleo, yo aún lo hago (2l de aceite por cada 80 de gasóleo) y eso que es un common-rail. El gasóleo es lubricante pero el aceite más, lubrica los pistones y cilindros de la bomba de alta presión e impide que se peguen las agujas de los inyectores. Conozco varios mecánicos y maquinistas que también lo hacen. Hay un aditivo AUXIOL que baja los decibelios descaradamente y también algo el consumo, a un Perkins le cambiaba la “voz”. Pero es difícil de encontrar en las gasolinera y ya solo lo fabrican en formato grande (latas de 5l mínimo) para flotas y vehículos industriales.

 

 

10. Empanadilla 

Me encanta entrar y leer los comentarios de gente que tuvo el modelo, o los que cuentan cómo les parecía en la época o como lo ven ahora.
Igualmente se me quitan un poco las ganas de entrar o escribir cuando la cosa se enreda con precisiones maniáticas de cifras y errores mínimos en fichas o pruebas.

 

 

 

       Siguientes>>

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: 

 

 

La tienda de revistas de pieldetoro.net