Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro.net@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Jaguar XJ 6 Serie I

 

VIRTUDES

DEFECTOS

· TOTAL SILENCIO DE MARCHA · PRESTACIONES, SOBRE TODO "NERVIO", DISCUTIBLES
· SUSPENSION MUY CONFORTABLE · CONSUMO ELEVADO A GRAN VELOCIDAD
· BUENA ESTABILIDAD · MANDOS DEL LIMPIAPARABRISAS Y LAVACRISTALES MAL DISPUESTOS
· ASIENTOS BIEN DISEÑADOS · PORTAEQUIPAJES DEMASIADO PEQUEÑO
· LINEA CONSEGUIDA  
· BUENA PRESENTACION  
·  VISIBILIDAD SUFICIENTE  
·  CLIMATIZACION MUY CUIDADA  

     

Con el XJ 6, Jaguar muestra una cierta voluntad de renovación en el terreno del coche no precisamente deportivo, sino más bien lujoso y confortable. De las dos versiones existentes de este modelo, el constructor ha puesto a nuestra disposición un 2.8 litros, juzgando que esta cilindrada está mejor adaptada al mercado europeo que la versión de 4.2 litros, claramente más cara bajo todos los puntos de vista.

 

La suavidad de líneas de la nueva carrocería no se aparta de la estética tradicional Jaguar, pero no corresponde enteramente a las tendencias actuales de la moda. El coche no es por ello menos bonito, sobre todo armonioso en sus proporciones, y es justo constatar que por la calle se posan en él las miradas curiosas de la gente. Es un coche grande, con una longitud de 4.8 metros, pero a la vez bastante fácil de aparcar gracias a la suavidad de su dirección asistida y a su pequeño diámetro de giro.

 

Interiormente, el lujo salta a la vista. No se podría hacer un cumplido mejor al XJ 6 que el de reconocer que constituye un excelente sucedáneo del Rolls Royce.


 

CONFORT INTERIOR

 

Los asientos revestido de cuero –el modelo de prueba era el de lujo- son extremadamente confortables. Cada cual puede escoger su posición de conducción ideal; los riñones y las corvas quedan debidamente mantenidos, y el cuerpo entero se mantiene confortablemente sujeto en las curvas, incluso a alta velocidad.

 

En las tres dimensiones exteriores, las medidas son las de un “cuatro plazas” confortable. En la parte delantera, los asientos separados excluyen la posibilidad de un tercer pasajero, pero atrás el ancho apoyacodos central recogible permite escoger entre las dos soluciones. A pesar de la escasa altura total, la accesibilidad es cómoda. Las puertas se abren muy ampliamente, y la suavidad de su cierre sólo es comparable con su ligereza de peso. En cuanto a la visibilidad, es buena desde todos los ángulos. La climatización es a la vez eficaz y silenciosa.

 

El motor de 2.8 litros es nuevo en relación a los grandes seis cilindros en línea conocidos desde hace veinte años. Según el constructor, el nuevo grupo está derivado de un motor de competición de tres litros, cuya realización fue abandonada por Jaguar cuando decidió no volver a competir. En relación al 4.2 litros, que tiene una carrera de 106 milímetros, el 2.8 litros vuelve a valores más actuales con una carrera de 86 milímetros y un diámetro de 83. Por otra parte, es la primera vez que un motor Jaguar de serie está autorizado a girar normalmente a 6.000 r.p.m. Del estilo “competición” se ha conservado la misma técnica de la culata, con doble árbol de levas en cabeza, con una relación volumétrica de 9 a 1. La alimentación está asegurada por dos carburadores SU 2HD8 con “starter” automático. La potencia máxima llega a los 180 CV SAE a 6.000 r.p.m., y el par motor, a 23.6 mkg a 4.500 r.pm.m El constructor indica que, originalmente, el motor 3 litros desarrolla 300 CV a 6.750 r.p.m. Es una pena que una disminución tan pequeña de cilindrada haya supuesto una pérdida de 120 cv, aunque se comprende que un motor de serie no puede acercarse al rendimiento de un motor de competición, sin embargo, el motor 2.8 no es tampoco una maravilla en cuanto a la elasticidad a bajas revoluciones, como lo muestra el alto número de revoluciones en el que se cifra el par motor máximo.


 

FUNCIONAMIENTO SILENCIOSO

 

En velocidad punta hemos obtenido 183,6 kilómetros por hora, lo que queda bastante lejos de los 189 anunciados por el constructor. Es cierto que en una quinta marcha sobremultiplicada es fácil ganar o perder 5 km/h por causa del viento, ligera pendiente, presión barométrica, humedad del aire, etcétera, pero a pesar de todo, creemos que las cifras publicadas oficialmente pecan de un cierto optimismo. Por otro lado, hemos cubierto el kilómetro salida parada en treinta y cuatro segundos, lo que no es una marca formidable.

 

Pero basta con recorrer unos poco kilómetros al volante del XJ 6 para captar su cualidades maestras. Para empezar, un silencio impresionante, debido tanto a la insonorización de la carrocería y habitáculo como a un equilibrado perfecto del motor y de la transmisión, sin olvidar el excelente estudio aerodinámico de la carrocería, que “corta el aire” sin producir “silbidos” parásitos, lo que procura una gran comodidad.

 

La suavidad del motor es igualmente agradable cuando se rueda alrededor de las 4.000 revoluciones por minuto con medio acelerador pisado. En ese momento da la sensación de que se dispone de una potencia de reserva impresionante, y a pesar de que pisando a fondo la cosa no cambia mucho, la impresión subsiste...

 

El constructor anuncia un peso en vacío de 1.540 kilos, y nosotros, personalmente, hemos registrado 1.670 en la báscula, con el coche en orden de marcha. Esto nos da una relación peso-potencia poco compatible con el nervio de un vehículo deportivo, y si bien Jaguar ha proclamado bien alto “haberse apartado del método fácil y cada vez más corriente que consiste en montar un gran motor en un coche concebido para un motor más pequeño, en orden a obtener prestaciones elevadas”, parece que con el XJ 6 se ha atendido en la fábrica de Coventry al razonamiento diametralmente contrario. A decir verdad, los resultados son, en todo caso, suficientes y podrán sin duda satisfacer a la mayoría de los conductores, a menos que se sientan psicológicamente timados por no poder recorrer los 1.000 metros salida-parada en treinta segundos.


 

BUENA SINCRONIZACION

 

Si se quiere obtener buenas aceleraciones, sobre todo a plena carga, es necesario utilizar el cambio. Este cambio de cuatro velocidades está muy bien sincronizado, aunque es un poco duro, y su palanca de accionamiento está muy bien colocada. La primera sube hasta los 60 km/h de contador, la segunda hasta 90, la tercera hasta 125 y la cuarta hasta 160. Luego se puede poner la quinta sobremultiplicada, cuyo mando eléctrico de botón se encuentra en el pomo de la palanca de cambio.

 

Aunque el coche había sido puesto a nuestra disposición por el constructor, notamos ciertas dificultades de puesta a punto, cuya solución encontramos al darnos cuenta que el sistema de recuperación de vapores de aceite empapaba completamente el filtro del aire, obstruyéndolo. Aparte de su influencia en las prestaciones velocísticas, este fenómeno pesaba igualmente sobre el consumo, pues en las pruebas de carretera efectuadas a gran velocidad hemos obtenido 25,5 litros a los 100 kilómetros antes de efectuar la limpieza del filtro, y 21,5 después. El consumo a 90 km/h se ha cifrado en los 14,5 litros. En todo caso, parece que el peso de la carrocería impone al motor grandes esfuerzos y produce un consumo elevado cuando se buscan las medias horarias máximas.

 

Con su suspensión independiente a las cuatro ruedas sobre resortes helicoidales y barra antibalancieo, Jaguar ha consegudio en el XJ 6 un compromiso de impresionante eficacia. A pesar de su peso y de su potencia limitada, el coche es seguro en todas las circuenstracias. Su adherencia al suelo es buena en toda clase de pavimentos, y su estabilidad de trayectoria en línea recta da una sensación de seguridad al conductor más timorato, mientras que su comportamiento en curvas y virajes cerrados denota un gran equilibrio –quizá no ocurra lo mismo con el motor de 4,2 litros , más pesado-, con una tendencia a sobrevirar en los casos extremos que aparece progresivamente.


 

CONDUCCION RAPIDA Y SEGURA

 

Pero esta formidable estabilidad no se ha conseguido en detrimento del confort. La estabilidad horizontal de su plataforma es quizá una de las mejores cualidades del vehículo. No se “acuesta de pico” en las frenadas ni se balancea de costado en los virajes, de la misma manera que no se levanta en las aceleraciones (lo que, dado su peso, sería bastante difícil). Su conducción es un poco como sobre “cojines de aire”, y este conjunto de cualidades contradictorias permite conducir muy rápido, sin peligro y sin someter a los pasajeros a desagradables impresiones físicas o psicológicas; tan es así, que la velocidad parece, casi siempre, 30 ó 40 km/h menor de lo que en realidad es.

 

La frenada se efectúa a través de cuatro discos, ayudados por un potente servofreno. Los circuitos delantero y trasero son independientes, y en el tablero hay una luz de alarma que se enciende cuando el nivel del líquido baja demasiado. El pedal es muy suave, progresivo, pero potente a altas velocidades y, para ser francos, no hemos notado pérdida de eficacia de los frenos, incluso rodando fuerte en carretera sinuosa.

 

La dirección asistida es muy directa y a la vez muy suave. Sin embargo, creemos que su potencia de asistencia es demasiado grande a alta velocidad y, si la manejabilidad en tráfico urbano resulta sorprendente en relación a las dimensiones y nervio del coche, hay que decir que el conductor debe calibrar con mucha precisión sus movimientos cuando rueda fuerte.


 

CRITICAS

 

El acabado, lo mismo que el equipo en general, es satisfactorio, aunque se podrían apuntar las siguientes críticas.

 

El freno de mano es un poco primitivo y no está muy bien situado. El desplazamiento del pedal de embrague es excesivo y su suavidad relativa. La guantera, con cerradura, tiene muy poca capacidad. Los mandos del limpiaparabrisas y lavacristales no están sincronizados y se encuentran muy alejados del conductor. Tanto el claxon como las ráfagas luminosas no son lo bastante potentes. El volumen útil del portaequipajes es insuficiente para un coche de este estilo.

 

Como compensación, el tablero de mandos, en su conjunto, está bien distribuido y su iluminación nos ha parecido, particularmente, bien estudiada. Las luces de carretera son potentes y dignas de las prestaciones.

 

Juzgado desde el punto de vista del confort, e incluso de las cualidades “ruteras”, el XJ 6 es innegablemente un bello logro. Su suspensión, particularmente agradable; su impresionante silencio de utilización, su buena estabilidad, su satisfactoria frenada y su manejabilidad hacen olvidar fácilmente su potencia limitada. Tal como está concebido actualmente, el coche es, sin duda, más apropiado para autopistas o carreteras despejadas que para el tráfico denso, en el que es necesario, sobre todo, acelerar muy rápidamente. Sin embargo, la conducción en ciudad no plantea ningún problema, y si Jaguar llegase a encontrar, detrás de sus árboles de levas, 20 ó 30 CV más, no tendríamos inconveniente en mostrarnos absolutamente entusiastas del coche.


· Texto: A. Costa (AUTOPISTA nº 553, 13-septiembre-1969)

 

 
 
   

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas

 
 
 
   
 
 
   
 
 

Comentarios de los lectores: 11
 

 

1. Alexander

Yo tengo un serie dos, con el motor 4.2 y la verdad es que mejora en todo al 2.8, sobre todo en fiabilidad, por lo demas, el articulo es bastante realista, un gran coche sin duda, cuya silueta perdurará en la historia del automovil para siempre.

 

2. Jaguarista

Hace mucho tiempo que el mito Jaguar a cambiado , yo tengo un xj 6 de los ultimos verdaderos jaguar antes de meter la mano Ford , hasta haora una verdadera maravilla....nada mas.....

 

3. Duncan

Hola: soy un ex-propietario y un ex gran aficionado a estos Jaguar. Tuve un Serie II 4.2 aut., y discrepo de muchas cosas que habéis dicho. Respecto a los actuales "Ford", ¿alguien puede decirme qué tiene de Ford un actual XJ V8 de aluminio? Y no olvidemos que Jaguar perteneció a la Leyland, algo que en muchos aspectos fue funesto para Jaguar, y ahora de esto parece que nadie quiere acordarse.
En concreto del XJ6, al menos el II, puedo decir que era muy mal coche en ciertos aspectos: el acabado y calidad general de muchos componentes, especialmente todo lo eléctrico de Lucas, y fiabilidad no muy elevada: averías de todo tipo y muy caras de reparar. Y estoy hablando de un coche que siempre estuvo en manos de excelentes mecánicos, no vale el tópico del taller manazas que no conocían estos coches. Y conozco varios casos más aparte del mío, y en las versiones con el V12 la cosa era aún peor. Con Leyland el control de calidad y la terminación bajaron a niveles impresentables para coches de este tipo, y en esto con Ford seguro que han mejorado, pese a quien pese.

Eso sí, un coche suave, silencioso, buen rutero, cómodo, y sobre todo, precioso, con clase y elegancia hasta la extenuación. En esto no creo que sea igualado, pero en calidad seguro que ha sido muy superado.
Saludos

 

4. Sevillano

Tuve la oportunidad de tener durante 3 dias un XJ V12 con 295 cv de la ultima serie de los faros dobles como este pero algo mas moderno full equiped interior en cuero beige y color british racing green. La aceleracion era de pegarte al asiento y consumia casi 30 l/100 km segun el ordenador de a bordo aunque cuando pisabas a fondo llegaba a los 88 l/100 km de consumo instantaneo

 

5. Sergio Alberola

Y ya se acabó. Acaban de sacar el nuevo Jaguar XF que ya no se parece en nada a un Jaguar. Parece más bien un Lexus injertado con un Mondeo o no sé.
Si es que los coches de hoy ya no tienen ese "aquel" que tienen los de antes.
Saludos.

 

6. Abraham

Qué hay? Vaya Jaguar, eh? Pues yo tengo el Sovereign de la Serie III, quizá el que mejor rendimiento ha dado puesto que se suprimieron los errores de los anteriores y es el último bifaro antes del de los faros cuadrados. Ahora bien, chupa una de gasolina que da miedo. Es un 4.2 automático y da igual a la velocidad que uno vaya: ronda los 17-18 litros.

 

7. edgelote

Sí señor, estos eran Jaguar de verdad...

Y la línea lateral es preciosa

 

8. jorgemadrid

este coche es uno de los mas bonitos de toda la historia aun hoy ves uno y no te queda mas remedio q admirarlo tiene porte estilo elegancia hasta mediados de lso 90 se vendio aunq con modificaciones a mi me encanta y la version coupe de dos puertas q aun se ve alguno en USA aun mas

 

9. Sergio Alberola

Este es el eslabón entre los Jaguar redondones gigantes y toda la posterior saga de planos y estirados.
Curiosas formas estas.
Saludos.

 

10. xarly

madre mia....21.5 litros de media!!!!! que locura...como han cambiado las cosas....alguien tiene una idea mas o menos fidedigna de lo que podia tragar el xj v12? eso tenia que ser de libro guiness

salud2!

 

 

       Siguientes>>

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: 

Comentarios desde facebook
 
 

 

 

 

¡MAS DE 4.000 REVISTAS ORIGINALES!

Buscar en el texto descriptivo:
Revista: