La tienda de revistas de pieldetoro.net

 

 

 

Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro.net@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Renault 4/4

 

Entre los autom√≥viles construidos en Espa√Īa hace varias d√©cadas, son pocos los que con la simple menci√≥n de su nombre hacen aflorar el recuerdo de una √©poca con la misma intensidad que lo consigue el Renault 4/4. Tal vez tuviese mucho que ver su condici√≥n de primer utilitario fabricado bajo licencia, lo que favoreci√≥ su difusi√≥n en los a√Īos en que Espa√Īa comenzaba a salir del aislamiento posterior a la Guerra Civil. Por otro lado, el depauperado parque de turismos -formado en 1951 por algo menos de 70.000 unidades en funcionamiento necesitaba ya un est√≠mulo urgente, tanto para su crecimiento como para su renovaci√≥n parcial.



Al acabar 1951 -m√°s de cinco a√Īos antes de que Seat comenzase a fabricar el ¬ęseiscientos¬Ľ- un grupo formado por setenta y un entusiastas vallisoletanos hab√≠an constituido la sociedad denominada Fabricaci√≥n de Autom√≥viles, Sociedad An√≥nima, una firma que nac√≠a con la idea descabellada de producir coches sin contar con el respaldo econ√≥mico de alg√ļn banco o alguna gran empresa. Con un capital social de 60 millones de pesetas y una concesi√≥n para montar el Renault 4 CV bajo licencia, en 1952 compraron el terreno e iniciaron las obras de ampliaci√≥n de las naves adquiridas. Asimismo, la b√ļsqueda de personal que supiese algo de mec√°nica y la selecci√≥n de proveedores ocup√≥ su debido tiempo, siempre con el objetivo de empezar a fabricar en agosto de ese mismo a√Īo y sacar los 414 al mercado en octubre.

 



Pero como en el acontecer de una empresa también cuentan lo suyo numerosos trámites burocráticos, los retrasos administrativos de los imprescindibles permisos para importar maquinaria, sumados a los vaivenes legislativos en torno al porcentaje de piezas de fabricación nacional, motivaron un preocupante aplazamiento en la salida del primer modelo de FASA. Por fin, el 16 de mayo de 1953 quedaba aprobado el crédito de importación de mil conjuntos de piezas que hacía posible el comienzo de la actividad industrial... ¡diecinueve meses después de su autorización en el Boletín Oficial del Estado!



El 4 de junio llegaba a la f√°brica de Valladolid el primer vag√≥n con material procedente de la factor√≠a Renault de Billancourt. Ya se pod√≠a dar comienzo a la preparaci√≥n del montaje y la formaci√≥n de t√©cnicos y obreros. Con las necesarias prevenciones, el 1 de agosto arranca la producci√≥n en cadena y ser√° el 1 de octubre cuando se inicia la producci√≥n en serie con la construcci√≥n de diez veh√≠culos durante aquella jornada. Al acabar el a√Īo se montaban quince coches diarios y ya se hab√≠an entregado quinientas unidades a Sociedad An√≥nima Espa√Īola de Autom√≥viles Renault (SAEAR), empresa encargada de su comercializaci√≥n y, anteriormente, de la importaci√≥n del modelo.



El primer ejemplar correspondi√≥ a do√Īa Mar√≠a Victoria Agru√Īa y fue matriculado en Madrid con el n√ļmero 107.541. Un millar largo de unidades correspondi√≥ a este tipo inicial construido por FASA, distinguible por sus seis rayas brillantes que oficiaban de calandra y, evidentemente, por detalles tan inequ√≠vocos como la chapita ovalada FASA en la pared anterior del maletero y el escudo de Valladolid en el centro del volante.

 



Como para fabricar el Renault 4/4 -denominaci√≥n popular espa√Īola del 4 CV franc√©s- se depend√≠a de los env√≠os de Billancourt, en 1954 sal√≠a tambi√©n de la cadena vallisoletana la versi√≥n modificada que la R√©gie Renault hab√≠a presentado en el Sal√≥n de Par√≠s de 1953. Sus t√≠ras cromadas del frontal se hab√≠an ensanchado y se hab√≠an reducido de seis a tres, por lo que los aficionados los distingu√≠an con las denominaciones ¬ęseis bigotes¬Ľ o ¬ętres bigotes¬Ľ. Adem√°s de este visible cambio exterior, la rueda de repuesto abandonaba su posici√≥n horizontal -fijada a un brazo articulado en la parte alta del maletero- para ir colocada verticalmente en el extremo m√°s avanzado del portaequipajes, cambio que oblig√≥ a buscar para la bater√≠a un nuevo hueco atr√°s, en el compartimento del motor. Tambi√©n se aseguraba que hab√≠a mejorado la calefacci√≥n.



Este tipo renovado de ¬ętres bigotes¬Ľ, cuya fabricaci√≥n sigui√≥ hasta 1957, estaba dotado de un caracter√≠stico veloc√≠metro central con los relojes de nivel de combustible y temperatura de agua a cada lado. En clara alusi√≥n a las formas de su instrumentaci√≥n, se le conoce tambi√©n como ¬ęorejas¬Ľ o como ¬ęmontera¬Ľ. El ejemplar de color beige corresponde a esta serie y se encuentra en √≥ptimo estado tras la restauraci√≥n emprendida por su propietario, Jos√© F√©lix Briz, vinculado a la marca del rombo desde hace muchos a√Īos y miembro del Club de Amigos del Renault 4/4 de Espa√Īa.



La golondrina que vuela en su cap√≥ posee todo el encanto de los adornos postizos, tan habituales en los a√Īos cincuenta, y encaja muy bien en un coche de est√©tica ¬ęamericanizante¬Ľ aunque a tama√Īo de cochecito franc√©s. Entre los detalles que distinguen a este modelo de Fasa, destacan por fuera el rombo con los colores nacionales -dif√≠cil de encontrar- y las aberturas de ventilaci√≥n a ambos lados de la matr√≠cula trasera. Por cierto, la forma trapezoidal de esta √ļltima es la contraria a la francesa, ya que por la numeraci√≥n de las placas de entonces era m√°s pr√°ctico que la parte estrecha estuviese arriba. Otra particularidad de los ¬ęorejas¬Ľ y de los primer√≠simos ¬ęcapilla¬Ľ era la trampilla de ventilaci√≥n en la base del parabrisas, √ļnico recurso en origen junto con los derivabrisas de las ventanillas delanteras para recibir aire del exterior.

 



Es posible que a muchos les parezca incre√≠ble, pero despu√©s de permanecer parado m√°s de un mes bast√≥ con girar la llave de contacto y mover la palanca de arranque situada entre los asientos para que el motor de cuatro cilindros comenzase a sonar. Pisar embrague, palanca del cambio hacia la izquierda y hacia adelante..., m√°s vale que el que esto escribe intentaba familiarizarse con el coche, pues, entre las risas de los que contemplaban la escena, el peque√Īo Renault iniciaba la prueba marcha atr√°s. Como en los actuales deportivos alemanes o en un Citro√©n 2CV, para insertar la primera velocidad hay que dirigir el mando hacia atr√°s. El motor da muestras de una elasticidad insospechada para su cubicaje, lo que unido a una direcci√≥n de cremallera -muy desmultiplicada, pero de una precisi√≥n y una suavidad poco habituales en su √©poca- lo convierten en un auto con el que se disfruta en el callejeo.



Ya en carretera y ayudados por un peso en vac√≠o inferior a los 600 kg, los cuatro cilindros cumplen con eficacia la misi√≥n de propulsar a un auto con cambio de tres marchas. Incluso a s√≥lo 30 km/h, el 4/4 responde con br√≠o en ¬ędirecta¬Ľ al pisot√≥n del zapato derecho, algo que deb√≠an evitar los varones m√°s fogosos en compa√Ī√≠a de f√©minas, ya que el largo recorrido longitudinal de la palanca en los pasos de 2a a 3a hace irremediable el roce con la extremidad inferior izquierda de la pasajera.



Todas estas impresiones de conducci√≥n son igualmente aplicables al ¬ęcapilla¬Ľ, cuya anchura de v√≠as alargada en 10 mm apenas modifica su comportamiento. Mucho m√°s importante a este respecto son las presiones de hinchado de los neum√°ticos, especialmente sensibles a cualquier variaci√≥n respecto a los 1,0 kg delante y 1,6 kg detr√°s oficiales. Por lo dem√°s, los cambios m√°s visibles efectuados en el ¬ęcapilla¬Ľ se reducen al nuevo salpicadero, con cenicero, y a los doce agujeros redondos de ventilaci√≥n del motor practicados en la zaga. Este √ļltimo modelo incluye una modificaci√≥n muy popular en su tiempo, que era la sustituci√≥n del cristal fijo de las ventanillas por un cristal corredizo a manivela. El calor habitual en muchas zonas de Espa√Īa hac√≠a imprescindible contar con m√°s entrada de aire que la del derivabrisas.

 



Ambos modelos poseen desde su salida de f√°brica de un antirrobo Clausor con licencia Neiman en la columna de la direcci√≥n, accesorio que a finales de los sesenta se impuso en todos los fabricantes nacionales. Tambi√©n coinciden ambos en su sensibilidad al viento lateral -al igual que sus sucesores los Dauphine y en su consumo econ√≥mico, muy similar al de cualquier utilitario actual. Otra de sus bazas es la robustez de su mec√°nica, capaz de rodar doscientos mil kil√≥metros sin levantar el motor a nada que se cuidase el mantenimiento, a lo que se a√Īad√≠a la sencillez que proporcionaban las camisas h√ļmedas recambiables para dar una nueva vida al motor por un precio asequible.



La aventura vallisoletana hab√≠a cuajado y en pocos a√Īos el 4/4 ciment√≥ el prestigio de su fabricante, un prestigio que consolidaron sus continuadores y que llev√≥ a la R√©gie Renault en 1965 a participar con su capital en el desarrollo de Fasa, aquella empresa espa√Īola que tardaba tanto en resolver sus problemas burocr√°ticos. 


 

Ficha técnica

 


MOTOR
Tipo: 4 cilindros en línea, refrigerado por agua.
Posición: trasera longitudinal.
Di√°metroxcarrera: 54,5x8O mm.
Cilindrada: 747 cc.
Relación de compresión: 7,25:1.
Distribuci√≥n: por √°rbol de levas lateral, movido por pi√Īones. V√°lvulas en cabeza movidas por varillas y balancines.
Alimentación: por carburador Solex 22 BIC y bomba mecánica de gasolina. (Solex 22 ICBT monocuerpo autostarter).
Potencia: 21 CV SAE a 4.100 rpm.
Par m√°ximo: 4,6 mkg SAE a 2.000 rpm.

TRANSMISION Tracción: trasera. Cambio: manual de 3 velocidades, con 1a sin sincronizar, más marcha atrás. Embrague: monodisco en seco, con mando por varilla.

BASTIDOR Suspensión delantera: independiente, con brazos triangulares, muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos telescópicos y barra estabilizadora. Suspensión trasera: independiente de semiejes oscilantes, con muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos telescópicos. Frenos: delanteros y traseros de tambor.

Dirección: de cremallera, con 4,5 vueltas de volante.
Ruedas: de chapa, en medida 145 x 400 6 4 J15.
Neumáticos: de tipo radial o diagonal, en medida 135x4OO ó 5,Oxl5.

CARROCERIA
Disefio: berlina de cuatro puertas, obra de Renault.
Plazas: 4.
Batalla: 2.100 mm.
Vías del.ltras.: 1.21011.210 mm. (1.220
mm/1.220 mm).
Largoxanchoxalto: 3.610x11.430x1.470 mm
(longitud, 3.640 mm).
Depósito de combustible: 27,5 litros.
Peso: 585 kg.

PRESTACIONES Velocidad m√°xima: 100 km/h. Consumo medio: 6 1/100 km.

FABRICACION Presentación: noviembre de 1953. Epoca de fabricación: 1953-1959. Ejemplares construidos: 26.298. Precio Franco Fábrica en 1955: 76.400 ptas. (73.500 en 1957).

(*) Entre par√©ntesis, datos del modelo ¬ęCapilla¬Ľ.


 

 
 
   
   

 

 

 

 

Comentarios de los lectores: 42
 

 

1. Andr√©s moreno hita 

Tengo un renault ,4del 52 estoy restaurandolo ,quiero pintarlo ,,,alguien sabe las referencias de colores de la epoca??gracias,,es un blanco hueso el que me gusta

 

 

2. Andr√©s moreno hita 

Tengo un renault ,4del 52 estoy restaurandolo ,quiero pintarlo ,,,alguien sabe las referencias de colores de la epoca??gracias,,es un blanco hueso el que me gusta

 

 

3. Antonio Diaz Raya 

necesito esquema electrico para renaul4/4

 

 

4. MARIA 

BUENAS TARDES.
NECESITAR√ćA SABER SI SABEN D√ďNDE PUEDO CONSEGUIR UNA BOMBA DE AGUA PARA UN RENAULT 4/4 DEL A√ĎO 1956.
EN PALMA DE MALLORCA ME EST√Ā SIENDO DIF√ćCIL ENCONTRARLA.
GRACIAS.
MAR√ćA.

 

 

5. edgar flores 

necesito varios repuestos cv4 renault 1952

 

 

6. Jorge 

En Venezuela le poniamos a los Volkswagen escarabajo el porton del motor del 4/4 y encajaba perfectamente

 

 

7. tino 

tengo un renault 4-4 quiro saber donde lleva el ...numero de bastidor¬ī GRACIAS

 

 

8. tino 

tengo un renault 4-4 quiro saber donde lleva el ...numero de bastidor¬ī GRACIAS

 

 

9. Carles 

Buenas tardes,

Tengo un renault 4/4 del a√Īo 56 el bigotes.(tiene en la parte delantera 3)
Alguien me podria indicar alguna pagina de no pago para bajar el manual de mantenimiento o sino del esquema electrico de toda la instalación del luces..etc...
Me lo estan restaurando en estos momentos chapa y pintura proximamente motor. etc..

sAludos y muchas gracias.VIVA EL RENAULT 4/4

 

 

10. bilbolau 

Desde la perspectiva de mi jubilaci√≥n contemplo los a√Īos en que me inici√© como mec√°nico con los Renault 4/4. ¬°Qu√© coches! ¬°Qu√© recuerdos...! No ten√≠an comparaci√≥n con ninguno de los que despu√©s otra marca fabric√≥. Me toc√≥ mucho trabajar con ellos y con los Dauphine; excelentes veh√≠culos. La carrocer√≠a se vendr√≠a abajo con el tiempo y por la acci√≥n del mismo, pero el motor y la caja se pod√≠an seguir aprovechando para mover un molino. ¬ŅFallos? √únicamente el de las trompetas, que se clavaban enseguida las agujas en los dados y hab√≠a que llevarlas a rectidicar; pero bueno, no representaba mayor problema. Que yo recuerde, no presentaba ning√ļn otro fallo importante. Siempre he estado orgulloso de la marca y he conseguido disfrutar de un Renault: Un R-11 que me ha dado todas las satisfacciones habidas y por haber.

 

 

 

       Siguientes>>

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: