Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro.net@gmail.com

 

 

 

 

 
 

Pegaso Z-102


 

 
     

 

Pegaso Berlineta Cúpula: crónica de un rescate 

 

 

Historia inédita del Pegaso 121 llamado también  "Rosa de The", "Cúpula"  y "El Dominicano".

Escrita con cariño para Ismael, de Piel de Toro, por Alfonso Sobero Fernández, de Puebla, México.

 

 

Corrían los meses finales de 1973, volaba de Nueva York a México, después de un desafortunado viaje de negocios en esa ciudad, y como buen aficionado a los coches antiguos mi lectura era sobre ellos.

 

Leia el " AUTOMOBILE QUATERLY "de otoño del 67 que a propósito había llevado conmigo para volver a leer el articulo sobre Pegasos escrito por Don Nicolás Franco. El vuelo era tranquilo y todo se veía oscuro por las ventanillas del  avión, cenamos, después cerré los ojos y me puse a pensar en miles de cosas, entre ellas el negocio....pero había que desechar este pensamiento y había que pensar en algo grato.

 

Mis pensamientos influenciados por la lectura me transportaron a mi juventud allá por los años 55-58, exactamente a la calle Alberto Aguilera (los Bulevares en Madrid), allí estaba yo, como la mayoría de las mañanas de los domingos, que me levantaba temprano para con ilusión oír un bello concierto de una música muy especial, el rugido de un motor V8 que subía por la calle Princesa. Toda la semana mientras permanecía estudiando Bachillerato en "El Escorial", mi ilusión de fin de semana era ver y oír pasar ese Pegaso azul claro, rugiendo por la calle, castigado en los cambios para que se oyera el motor...  desde entonces mi amor por esta marca ha estado siempre en mi. Nunca supe quien era el afortunado poseedor. He visto muchos Pegasos en mi vida, pero ése, ése fue el que  más me ha impactado, era una Berlineta, pero no recuerdo si era Touring o Enasa, primera serie. Todavía oigo el tono exquisito del rugir de su motor. En ese momento decidí tener uno de estos bellos ejemplares, y llegué a cumplir mi deseo al poseer el 116 (Cabriolet Saoutchik Prototipo) y el famoso " Cupula ", el primero sigue conmigo,  ésta es la historia de cómo adquirí el segundo.

 

Al llegar a México, pensé en ir a buscar el "Cupula ", no tenia muchos nexos sobre Los amigos del Pegaso Sport, así que decidí buscarlo donde supuestamente debería de estar, en La Republica Dominicana.

 

Tiempo después volé a ese país, sin mas información que había sido el Presidente Trujillo quien lo había comprado en la exposición de Nueva York. Al fin de varios días me enteré que había estado en una base aérea militar, pero mi tiempo se acabó, mi deber de trabajo me llamaba y volví a mi país. Dos viajes más tuve que hacer para descubrir que el coche efectivamente había estado en esa base militar, los militares lo habían usado para jugar carreras alrededor de la pista, me dio muy mala espina, pobre motor. La base se llamaba San Diego y el coche traía una matricula que leía  " Benefactor de la Patria Oficial No. 1 ". 

 

Ciertamente en ese último viaje decidí tener más tiempo, así que seguí mis pesquisas hasta encontrarme con el comandante de la base, al principio renuente conmigo, cuando le expliqué mis motivos me contó que el 4 de Julio de 1964 por oficio No.17791 y recibo 758773 de la intendencia general de la Fuerza Aérea de Santo Domingo se le vendió a un mecánico de aviación de nombre Ramón E. Froneta. Lógicamente había que buscarlo, lo encontré, y me contó que lo había usado más o menos 7,000 millas, pero que tenia dos graves problemas, el primero el motor muy cansado y aunque le había metido mano ya que el era mecánico ??? había quedado peor, el otro problema, era un infierno dentro del coche, pero este último detalle lo había solucionado muy fácil, cortando el techo y quitando la Cúpula, Dios.... que brutalidad había cometido este hombre. Pero la cúpula la tenia guardada un amigo en un taller en el centro de la ciudad, bien, allá fuimos pero la cúpula estaba hecha añicos.  Pero bueno y el coche ??  Aunque sea sin cúpula  y techo lo quiero, aquí traigo dinero para pagarlo. ----ahhh..... el coche lo vendí en Febrero del 68 a un señor llamado Noel Rigau de Rio Piedras, Puerto Rico. 

 

Hombre !!! llegue con casi 9 años de atraso. Bueno... de regreso a México pues tenia que atender mis asuntos, pero rápidamente programé un viaje a Puerto Rico, investigué y conocí a Noel Rigau, quien me dio mucha correspondencia e información sobre el coche, que todavía guardo, pero el coche habia volado... otra vez tarde. El solamente lo compró para hacer unos dólares, el coche había sido vendido al Sr. E. A. Jurist    de Hyack Nueva York el 19 de Julio de 1973.

 

Pero surgieron otros problemas, familiares, esta vez, sencillamente tantos viajes al Caribe, yo con 33 años, esposa y 3 hijos...era sospechoso. , posteriormente todo se aclaró.

 

Total , otro avión, no sin antes varias llamadas al Sr.Jurist, una gran persona, muy amable aviador veterano de la segunda guerra. Ya con la seguridad de que él lo tenia, tomé el vuelo a Nueva York, por fin lo vería , y efectivamente estaba a la venta.

 

Una hora y media en coche me tomó llegar al Vintage Car Store, por fin vi el Cúpula en un sótano. Dios que pena, llantas desinfladas, lleno de polvo, pintura blanca que casi no existía, golpes por todos lados, vestidura rota, y desde luego sin techo ni Cúpula, el motor, claro, nunca arrancó, pobre era una desgracia , pero en general estaba completo y original, y lo mas importante.. era un Pegaso. Así que el 27 de Abril de 1975 por fin fue mío, previo cheque en dólares claro.

 

Pasaron los meses y no sabia qué hacer pues en mi País estaba totalmente prohibido importar cualquier clase de automóviles,asi que lo envié a Dallas, Texas, a casa de un amigo y esperar la decisión de que hacer con él.

 

Mientras esto ocurría había adquirido en México una joya de auto, un Hispano Suiza J-12  1933 Coupé, el cual lo había mandado a restaurar con un amigo llamado Bob Esbenson q.e.p.d. en Denver Colorado, y el coche había quedado de 98 puntos, una verdadera locura de auto, así que decidí enviar ahí el Pegaso para su restauración, era 1979.

 

Se restauró totalmente haciendo una cúpula y techo nuevos, vestidura, pintura etc. Fue pintado de amarillo con interiores rojos, colores de España. El motor la gran pesadilla, nunca quedó bien, lo cual visto a la distancia era lógico. El día que quedó listo volamos a Denver mi hijo José Antonio (Tony) y yo. Era una maravilla verlo como en sus mejores tiempos, agresivo y bello, y aunque enfermo, rugiente caminamos en él, tomamos fotos y nos regresamos felices.

 

El tiempo pasó, cada poco tiempo iba a verlo, manejarlo y escuchar su enfermo motor, esto me desilusionaba, no lo podía traer a México.

 

Carecía de los conocimientos de que un motor Pegaso solo lo puede tocar alguien muy especialista, solo en España, ahora lo se, entonces no, y un día tome la peor decisión de mi vida, algo de lo que no quiero nunca acordarme y algo por lo que me arrepentiré siempre. El coche fue vendido en la subasta de Barret-Jackson en Scottsdale, Arizona. No me quiero acordar en que año.

 

En total el coche ha tenido los siguientes dueños, Gral. Trujillo., Ramón E. Franeta., ambos en Sto. Domingo, Noel Rigau, Puerto Rico., E.A. Jurist U.S.A., Alfonso Sobero Fernández , México., Don Williams, U.S.A., y actualmente un museo en Alemania .  Ahí sí el coche estará seguro que nadie vendrá y le cortara el techo y la cúpula.

 

En total el coche ha tenido siete poseedores.

 

Ahora cuando me acuerdo de él con muchísima nostalgia y más coraje hacia mi me pregunto si lo volveré a ver o mas aun, podré volver a poseerlo algún día ? Seguramente no...


· Gracias a Alfonso y Tony Sobero,  por compartir con los aficionados su pasión por Pegaso.

 
     
 

 

 

 

Comentarios desde facebook

 

 

 
 

 

 

 
 
Comentarios de los foreros
   
 
 
Nº de comentarios: 0

 

 

   

 

 

 

 

¡MAS DE 4.000 REVISTAS ORIGINALES!

Buscar en el texto descriptivo:
Revista: