1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

La piel de europa (capítulos i - ii - iii)

Tema en 'Viajes y Gastronomía' iniciado por Pepe G, 25 Ago 2004.

  1. Pepe G

    Pepe G Miembro bien conocido

    Registrado:
    28 Ago 2002
    Mensajes:
    3.373
    Me Gusta recibidos:
    62
    Ubicación:
    Madrid - Moralzarzal
    Durante el mes de julio, he estado de vacaciones por Europa. Aunque ya he estado otras ocasiones de vacaciones por el viejo continente, este año ha sido más especial, ya que todo el trayecto lo hemos realizado en coche desde Madrid. En un principio no tení­a nada previsto de lo que os voy a contar a continuación. El viaje era ir a Berlí­n y a Praga, como paradas y visitas principales, haciendo diferentes escalas. Como en otras ocasiones que he viajado por Europa, sabí­a que me iba a inflar a ver clásicos. En el momento de hacer la ruta con mi mujer, Ana, pensé en decirla que podí­amos visitar el Museo Volkswagen en Wolfsburg, pero realmente no quise planteárselo en serio, ya que me paso 51 semanas al año con coches, hablando de coches, y jugando con los coches. Así­ que, ya me aguanta bastante mi santa con el dichoso tema, como para....proponer un “viaje temático”

    Me gustarí­a contaros todo lo que he visto, y lo que no me ha dado tiempo a ver, lo que me ha sorprendido desde el punto de vista automovilí­stico, y lo bien que lo hemos pasado.

    FRANCIA
    Salimos el 14 de julio a las 7 de la mañana rumbo Poitiers, para pasar allí­ la noche. Al entrar en tierras francesas, lo primero que sorprende, son los lí­mites de velocidad que se cumplen a raja tabla. Por autopista la gente circula a sus reglamentarios 130 km/hora, y rebasa un poco esta velocidad para efectuar adelantamientos. Muy cí­vicos conduciendo y muy respetuosos. Las autopistas todas de pago, muy caras y nada del otro mundo. Las carreteras nacionales bien de firme, como aquí­, con lí­mite de 110, pero con cruces peligrosos y muy peligrosos.

    La primera vez que lo ví­, que susto, un muñeco de madera “plantado en el arcén de color negro; pensé que era un Gerdanmerie, pero no, con el tiempo y viendo a esos muñecos, a veces de dos en dos, y muñecos niños, al ver en varias ocasiones flores en sus pies, pensamos ¿serán muertos en carretera?. Más tarde confirmamos que sí­. La verdad que el tema de los muñecos es bastante desagradable: es como el cartel de los pórticos en España con los 52 muertos en un fin de semana, pero en Francia, plantados a pie de carretera.

    En las carreteras francesas abundan los Renault, se ven Renault por todas partes, y a diferencia de España, los coches son en versiones y acabados básicos (esto ocurre en casi toda Europa). Al pasar por pueblos, es frecuente ver R4, 2CV, R14, Visas, Peugeot 104 (muchí­simos), y algún que otro Peugeot 203. Las siguientes fotos son de pequeños pueblos franceses y sus carreteras rodeadas de bosque.

    [​IMG]
    De este tipo de furgonetas, en este caso un Peugeot J9, está Francia repleta. En Versalles vi una Renault impecable de color verde. En los pueblos es donde más se puede disfrutar de este tipo de vehí­culos.
    [​IMG]
    Un concesionario Citroen en zona rural.
    [​IMG]
    Las carreteras secundarias en Francia son muy divertidas. En el norte tienen unos paisajes preciosos. En las fotografí­as varios tramos inmersos en un bosque.
    [​IMG]
    En Europa está extendida la sana costumbre de circular con las luces de cruce, sin que nadie te de ráfagas para avisarte que las llevas puestas, como sucede en nuestra piel.

    LUXEMBURGO
    El corazón de Europa. Como en Francia, se respetan las velocidades máximas autorizadas. En ciudad nadie corre, nadie sobrepasa los 60 km/h. Durante la estancia que estuvimos en Luxemburgo, vimos algún clásico deportivo inglés, un MB 240 D automático por 3.600 euros, con los bajos “algo apañados”.

    ALEMANIA.
    Entramos a Alemania desde Luxemburgo. En la autopista que conducí­a hasta la frontera, o mejor dicho, donde indica el nuevo paí­s como si fuera entrar en otra provincia, los turismos circulaban escrupulosamente a 130 km/h. Para adelantar, habí­a que ponerse a 140, pasar y continuar a 135 hasta estabilizarse a 130 para dejar una buena distancia de seguridad, que por cierto, en las autopistas francesas existen unos indicadores en la calzada para verificar la distancia de seguridad con el coche precedente.
    En el momento que entramos en Alemania algo ocurre. Los conductores luxemburgueses, prudentes y cautos con el velocí­metro, pierden la noción de la velocidad, Todos esos coches que adelanté hace pocos kilómetros, me pasan a 160, 180, e incluso alguno sobre los 200 km/h. ¡Vaya entrada en Alemania!. En unos pocos kilómetros la cosa se normaliza, y aunque bien es cierto que de vez en cuando te pasa un Mercedes o BMW a 200, las autopistas alemanas (todas gratis), no están para mucho correr. En cuanto a trazado, estado de la calzada y tráfico, nada tienen que envidiar a nuestras autoví­as. Cada vez que se llega a las cercaní­as de una ciudad, atascos y más atascos. Las obras también muy abundantes, con carriles provisionales muy estrechos. Los alemanes se pasan la vida atascados en autopistas de circunvalación. Algo importante para circular en Alemania es llevar una muy buena cartografí­a. La señalización es complicada. En un primer lugar por el idioma, y luego porque la población que indican las señales son muy próximas. Es como si en Madrid quisieses ir a Zaragoza, y en vez esta indicación pusiera Torrejón de Ardoz. Así­ que nada más entrar e Alemania, nos perdimos un poco, el cartel que indicaba Hannover, estaba a 80 km de la ciudad, y no a 300.
    Las autopistas están plagadas de BMW, Mercedes y Volkswagen; no exagero que el 40 % de los coches que circulan por autopista son de estas marcas, pero como he dicho antes, no corren tanto, van entre 120 y 150. Clásicos se ven en carretera, pero son muy escasos. De camino a Berlí­n ví­ un Fiat 125, varios Escarabajos, muchas T3, bastantes T2, casi todas preparadas de camping, una preciosa Ford Transit roja de los 70, que en varias ocasiones volví­ a ver en Berlí­n. Un DS en uso, no restaurado y con pinta de coche único de todos los dí­as. Los 2CV están por todo el mundo, viajando y en ciudades siempre los ves, casi más que en Alemania que en Francia.
    Una cosa que me sorprendió. Se ven más Porsche en España, que en Alemania (excepto en Stuttgart, claro).

    [​IMG]
    Me llamó mucho la atención el número tan elevado de plataformas que circulan; todas ellas solí­an ser polacas, transportando coches de segunda mano, Los coches usados van sin matrí­cula. ¿La matrí­cula en Alemania está asociada a un propietario?. Dejo caer la pregunta.
    De camino a Berlí­n nos pasó algo insólito, por lo menos para nosotros. De pronto parón. Atasco, parados durante cerca de más de 2 horas. ¿Motivo?, habí­an cortado completamente la autopista; salimos hacia un polí­gono industrial, y la polize brilla por su ausencia. En el polí­gono tampoco habilitan más carriles y nadie regula el tráfico y los semáforos. Aquí­ se armarí­a la de San Quintí­n, allí­ no se queja nadie.

    Berlí­n

    En Berlí­n es fácil ver coches de los que nos gustan. Ciudad estupenda y cí­vica para conducir. Sus avenidas son fabulosas, en todos los cruces puedes girar a la izquierda o a la derecha, y es muy sencillo orientarse.
    [​IMG]
    El rey de Alemania no puede fallar. Lo hay allá por donde vayas. Casi todos post 1970, pero también se encuentran algunos preciosos en estados envidiables. [​IMG]
    Si hay un vehí­culo que lo encuentras cada 100 metros en Berlí­n son las T3. No exagero, es increí­ble el número de furgonetas que se pueden ver en diez minutos. Por supuesto en todas sus variantes, predominando las cerradas, las pick-up y las bonitas Westfalia. El otro coche que más abunda es el Volkswagen Golf, en cualquiera de sus diferentes carrocerí­as, desde el I hasta el V. Ví­ unos tres o cuatro Golf Pick-Up, difí­cil de ver por aquí­.
    Como curiosidad, decir que de vez en cuando se ve un Marbella, muchos más que Fiat Panda.
    [​IMG]
    Primera sorpresa. Ibamos a visitar un mercadillo tí­pico de antigüedades, y de repente un macro concesionario Mercedes con muchos coches en la puerta con carteles en los cristales.. Quise acercarme para ver las ofertas de los coches, ver que precios tení­an y si podrí­a haber coches interesantes. Mi sorpresa vino al comprobar que, aunque todos marcaban precio, eran coches sin estrenar, habrí­a unos 50 ó 60 Mercedes en la calle, es decir, más de 1 millón de euros en la calle. Ana me dijo que miráramos dentro, y yo la dije que era un concesionario Mercedes, que para que í­bamos a entrar. Me acerqué a la critalerá y vi unos 20 Clase A, ¡coño, que grande parece esto!. Así­ que entramos y ¡sorpresón!. Jamás habí­a visto un concesionario de ese tipo, parecí­a más bien un salón del automóvil. Habrí­a unos 8.000 metros cuadrados, y los laterales del edificio, eran rampas. Dentro del concesionario habí­a un bar, un restaurante, una tienda con todo tipo de accesorios, y desde dentro se podí­an ver a través de cristaleras los talleres, que por cierto, habí­a un taller dedicado en exclusiva a clásicos Mercedes-Benz, sí­ ,sí­, leéis bien, un taller oficial de clásicos Mercedes en el corazón de Berlí­n.
    [​IMG]
    Como es lógico, los clásicos estaban presentes. Nada más entrar se podí­a contemplar un F1 actual, al lado de esta bonita Flecha Plata, que si no me equivoco es un W 157.
    [​IMG]
    Esta foto está tomada en la planta que estaban expuestos los MB Clase S, CL, CLK, ¿os imagináis esto en Itarsa?.
    [​IMG]
    Habí­a dos F1 expuestos y un simulador de juego metido en un F1. Lo mires por donde lo mires, automovilí­sticamente hablando los alemanes nos dan mil vueltas.
    [​IMG]
    En la última planta, y cerrado al público general, se encontraba en concesionario Maybach, con tres impresionantes ejemplares en su interior y este precioso Mercedes McLaren. Más que un concerionario, aquello parecí­a una joyerí­a. Me encanta ver de vez en cuando coches que sólo se ven en revistas.
    [​IMG]
    Siempre he tenido pasión por los prototipos. Creo que está afición viene de mi niñez, ya que mi padre en cuatro años, me llevó a cuatro salones del automóvil, en Barcelona y Parí­s. Lo que más me llamaba la atención eran los prototipos y los coches “partidos por la midad”. Ahora de mayorcito, siempre me paro cuando veo uno. Este MB es un proto del año 1995, que era parecido al concepto del C3 Pluriel. Se convertia en Coupé, familiar, cabrio...., recuerdo haberlo leí­do en la revista Autopista..

    Y por último, el concesionario tení­a una plaza interior donde habí­a una concentración de MB clásicos de todas las épocas, ¡una pasada de sorpresa haciendo turismo por Berlí­n.!.

    Segunda sorpresa, yendo de camino a una tienda de Souvernirs, muy cerca de la puerta de Brandenburgo, un escaparate con un rótulo que dice: ¡Help Taxi!, y dentro.....¡una colección de taxis Peugeot!, ¿esto es un sueño?, no es Alemania. Así­ que para dentro.
    [​IMG]
    Una preciosa colección de taxis auténticos en estado de origen, con una tienda de merchandising de Peugeot, que hací­a las delicias de todos los coleccionistas de miniaturas.
    [​IMG]
    Este 504 estaba el pobre que se caí­a, y en su interior “olí­a su paí­s de procedencia”. En este momento mi mujer estaba completamente entregada a la causa, y me preguntó que por que no ibamos a Wolfsburg al museo que Volkswagen, ya que le esta gustando mucho todo lo que allí­ veí­a, totalmente distinto a un Retromóvil.
    [​IMG]
    Esta foto se ve bastante mal, pero es un prototipo de taxi de 1972, me imagino que inicialmente estarí­a pensado para Francia. Por dentro comparte elemento similares del 504. En una vitrina habí­a todos los modelos desde el primero hasta el último en miniatura, y en otra, todos los logotipos del león. Como es lógico en un turista, hice mis compras, y me traje un libro de la historia de Peugeot y unos llaveritos.
    En frente justo de este mini museo, habí­a un macro concesionario del Grupo Volkswagen, y cuando digo grupo es grupo, un concesionario con pequeñas separaciones con Volkswagen, Audi, Seat, Skoda, y Bentley. También me gustó mucho un concesionario Bugatti en Berlí­n, donde por supuesto habí­a uno azul de la época.
    [​IMG]
    Aunque parezca mentira, prácticamente no se ven, muy pocos y casi todos machacados, aunque he de deciros que vi una concentración de “Trabis” en Berlí­n al lado de la estación central. Wartburg tres cuartos de lo mismo, poco y destrozado. Compré varias revistas, y los Trabant en estado 1, están por los 3.000 euros, carajo como se cotizan.


    CAPíTULO II

    WOLFSBURG

    Nos dirigimos desde Berlí­n hacia Wolfsburg, la ciudad del Volkswagen para ver el Auto Museum Volkswagen. Unos dí­as antes desde el hotel de Berlí­n en un mini cyber, busqué la dirección y sobre todo, el horario del museo. El viaje tranquilo con poco tráfico, así­ que decidí­ probar la sensación que no hubiera problema de radares, y circular en mi TDI a 3.500 – 4.000 rpm.
    Estaba muy ilusionado porque Ana habí­a sido la que me habí­a animado a ir a ver el museo VW. La verdad que es una de mis marcas preferidas. Desde diciembre de 1993, momento en el que tuve el primer VW, los coches de diario, son de esta marca los que más me gustan. Clásicos no tengo ninguno, pero algún dí­a espero poder disfrutar de un “air-cooled”.
    [​IMG]
    ¿Cuántas veces habré soñado con esta foto?. Pues aquí­ estamos en la tantas veces mencionada ciudad de Volkswagen, el coche del pueblo. Cómo suena a tópico, ¿verdad?, pues el tópico aquí­ es verdad: si no lo ves, no te lo crees. Como muestra, la foto. Observad cuantos coches hay en la fotografí­a, y de qué marca son los coches. No exagero si digo que el 80% de los coches que circulan en esta ciudad, con distintivo de matrí­cula WOB, son Volkswagen, el 10% coches del Grupo VAG, y el otro 10% de otras marcas.
    Nada más entrar, hay concesionarios del Grupo VAG, todos impresionantes con muchos coches en la calle en venta. Y a los pocos metros se divisa a mano izquierda por la avenida que entra a la ciudad, la enorme fábrica VW. De longitud posiblemente tenga unos dos kilómetros. Yo no miro ni las dirección que llevo apuntado del museo ni nada de nada, conduzco por intuición, rodeado de VW, y el mí­o de vuelta de donde salió el 26 de agosto de 1999, dí­a que tiene grabada su terminación de producción. Así­ que me dirijo a donde ponga VW y ya lo encontraremos. De pronto un cartel dice: Autostad, (Ciudad del Automóvil) ¿eh?, creo que ahí­ es el museo, me suena haberlo leí­do en el MC y en Autopista, pero Autostad no es dónde se puede ver fabricar el Phaeton. Da igiual, allí­ pone Parking VW, vamos a entrar.
    El parking todo lleno de VW, pero solo uno con la placa de matrí­cula con la E, no con la D. En Alemania la gente se sorprende de ver un coche con matrí­cula española. En mas de una ocasión he escuchado decir un alemán a otro al ver nuestro coche: “espaniech” (más o menos así­ suena fonéticamente).
    Entramos en las instalaciones donde todo está cuidado hasta el más mí­nimo detalle. Hay un Pabellón de cada marca, y por su puesto también de clásicos. En el pabellón de Lamborghini, hací­an unos efectos especiales con un coche. Lástima que estuviéramos apurados de tiempo, era un dí­a de enlace de una ciudad a otra y nos habí­amos desviado en total 500 km de nuestra ruta para ir al museo. Así­ que no habí­a tiempo que perder.
    URL=http://img59.exs.cx/my.php?loc=img59&image=minibeattlesautostad.jpg][​IMG][/URL]
    Antes de entrar en el pabellón de clásicos, nos encontramos un pequeño parque de tráfico infantil, donde conducí­an niños nada más y nada menos que en New Beattle a escala. ¡Qué bonito ver a los niños conduciendo sus VW!. Venga, foto de rigor y vamos a entrar que el tiempo se nos echa encima y esto hay que verlo con tranquilidad.
    Deciros que de las penosas fotos que he sacado en cuanto a calidad, las de Autostad son las peores con diferencia, así­ que os pido disculpas. Algunas no las he puesto porque prácticamente no se ven, en cambio otras, por el contenido que tienen, no me he resistido en colgarlas y comerntarlas.
    [​IMG]
    El primer coche nada más entrar, era un Honda 600 S, ¿un coche japonés en el museo VW?, la emoción no me dejó pensar y seguimos viendo. Este Escarabajo de la foto, es el modelo del primer prototipo. Está matriculado y circulando: hace unas semanas habí­a competido en un rallye de regularidad, tení­a las placas del evento puestas.
    [​IMG]
    Al lado de este prototipo, habí­a expuestos más coches que participaron en el evento, como este GTI I, un Autounión y un Porsche 914.
    [​IMG]
    Increí­ble pero cierto. Lugar de honor para el grandí­simo 2CV en la casa del Escarabajo. Y es que este museo parece que tira la casa por la ventana a la hora de elegir las unidades para exponer. Esto es todo lo que habí­a en la planta baja. [​IMG]
    En la primera planta, y en orden cronológico, comenzamos a recrearnos con una rápida historia del automóvil, y cómo no, comenzamos con la réplica que hace poco ha puesto en venta MB, del coche que da el banderazo de salida real, a la historia del automóvil de motor de explosión. Las paredes no permanecen blancas, sino que ilustran divesas épocas y actividades según vamos avanzando. ¡Qué museo más bonito!, decí­a Ana, esto nada tiene que ver con Retromóvil. La verdad que no.
    [​IMG]
    Las furgonetas tienen un papel destacado en el museo: las habí­a de todas las configuraciones posibles, y todas ellas además de impolutas, con un entorno decorado acorde con el tipo de furgoneta.
    [​IMG]
    Aquí­ está mi mujer y detrás una pared llena de dibujos con las diferentes T1. Lo del centro es una vitrina con unas T2 de escala maravillosas. El tema de las furgonetas VW me preocupa cada vez más. Me fui de viaje pensando en que verí­a muchas, y durante el viaje me querí­a comprar una. Ahora parece que la fiebre me ha bajado, pero me vuelve a subir cada vez que veo los precios que tienen estas furgos en Alemania.
    [​IMG]
    El rey del museo no podí­a faltar. El Volkswagen por excelencia estaba presente en muchos tipos de versiones, todas ellas perfectamente restauradas o no, quién sabe. En la foto una unidad de 1952.
    [​IMG]
    Parece increí­ble los prototipos que se han conservado y que hoy los podamos ver así­.
    [​IMG]
    Y además de los primeros también tení­a lugar de privilegio el último. El Vocho Ultima Edición que dejó de fabricarse hace ahora mismo un año en Puebla, México.
    [​IMG]
    No sólo de Volkswagen vive el hombre. Una cuidada selección de vehí­culos legendarios, lo mejor de cada marca. Este 328, no tiene nada que ver con los que fabrican ahora, ya les gustarí­a tener el estilazo de este....
    En las fotos no aparece la Diosa, que también estaba como los elegidos del siglo.
    [​IMG]
    Un primo-hermano, parido por el mismo padre. Detrás un Jaguar E-Type, una Maseratti.....¡no me canso de decir lo bien que está estructurado y bonito que es este museo!.
    [​IMG]
    Menudo partido que ha sacado Audi a su modelo 100, ahora A6. En la foto una buen ejemplar del original.
    [​IMG]
    Punto y aparte. El otro gran protagonista del museo: el Golf. La foto ha salido mala con ganas, pero era necesaria colgarla. Al fondo (no se ve), hay un Golf IV Cabrio sin estrenar. Esta unidad se ha salvado de todo y se ha ganado el cielo sin salir a la carretera. El GTI I rojo ya está en los cielos y de qué manera. Es un GTI sin estrenar ¡con 0 km!. Me quedé embobado viendo su interior impecable, por decir algo. En la luna delantera se ve el papel con la fecha de fabricación y número de pedido. Seguramente su comprador nunca lo quiso y se quedó en un rincón.....¡que maravilla ver un coche así­!, y que pena de foto, reitero.
    [​IMG]
    Y ya puestos a hablar de Golf, esta es la carrocerí­a que más me gusta a mí­. (Otro también sin estrenar). Tampoco estaba feo el Sirocco del fondo.
    [​IMG]
    En la zona tematizada de playa, no podí­a faltar un Buggy, pero aquí­ pasa algo raro, ¡este no es el museo VW que vení­amos a ver!, lo he visto en internet y hay coches distintos, y me falta alguno importante por ver....pero este museo es estupendo, que más da, este sí­ que no lo habí­a visto en internet. Mi mujer me dijo que mejor habernos equivocado, que ahora í­bamos a buscar el otro, que estabamos a 3.000 km de casa así­ que tení­amos que ver todo.
    [​IMG]
    Así­ que fuimos a la tienda del museo a gastarme la pasta, porque me la gasté. Compré unas láminas de T1 y Escarabajo, unas tazas para desayunar todos los dí­as y por lo menos recordar que desayuno con mi taza de T1 Samba comprada donde se hací­an antaño. Unos llaveritos para mis coches y un kit de miniaturas con las cinco generaciones de Golf. Como véis salimos cargados de Autostad, ¡que pena no poder ver más!, pero lo importante está visto y ahora a ver el museo antiguo, el de toda la vida.

    CAPITULO III

    VLOKSWAGEN AUTOMUSEUM

    [​IMG]
    Después de disfrutar en Autostad llegamos al museo de toda la vida. Las instalaciones no son tan espectaculares como en el anterior. El museo es una especie de angar con separaciones modulares. En su interior si que se puede decir que está la historia de VW, desde los primeros Escarabajos, (aunque muchos están expuestos en Autosdat), hasta el prototipo del Golf V.
    [​IMG]
    Continuamos de suerte. Hay una exposición temporal donde se conmemoran los treinta años de Golf. ¡Con lo que me gustan a mí­ los Golf!. La Golfmaní­a existe; hay mucha gente que no lo entiende, sencillamente porque no ha tenido uno. Normalmente el que prueba, repite, aunque hay honrosos casos como el del forero José Luis, que no son santo de su devoción, J.
    [​IMG]
    Está imagen ha estado expuesta en varios salones del automóvil. Sólo falta el cinco. Aunque más sobrio este museo, yo le veo más encanto La colocación de los coches es más anárquica, es fácil visitarlo y repetir en los coches que más te han gustado. [​IMG]
    Este precioso Golf I LS, estaba girando sobre una plataforma. Se ve impecable, tení­a bola de remolque (algo muy común en Europa), y observando su cuenta kilómetros, marcaba ¡diecinueve mil y pico!, pero a escasos metros, habí­a un Golf II Manhatan, ¡con 26 km!. Cuando veo un coche así­, la verdad que me entran escalofrí­os. Es como retroceder y entrar en un concesionario 15 ó 20 años antes.
    [​IMG]
    En Alemania se ven bastantes Pick-Up en circulación. En nuestra piel es casi imposible ver uno de estos.
    [​IMG]
    Este Golf III estaba lleno de firmas por toda su carrocerí­a. Desconozco el motivo. Al tener ya cuenta kilómetros digital, no se ve el kilometraje, pero tení­a también pinta de pocos.
    [​IMG]
    Para finalizar con la temática Golf, aquí­ un prototipo del V. El coche era de fibra.
    [​IMG]
    El meollo Volkswagen: muchos y variados. Destacaban más que por antigüedad o estado, que hubieran participado en algún acto especial, o tuviera una caracterí­stica rara. Este de la foto, estaba cubierto de sellos de correos.
    [​IMG]
    Los antiguos algo tienen que son los más bonitos, tan sencillos, con esos colores satinados...
    [​IMG]
    El 800 pero en Escarabajo. Transformado por Romestch tuvo popularidad en Alemania. Al fondo se ve un Taxi mexicano, este ya convencional.
    [​IMG]
    Las furgonetas tení­an un papel importante, T1, T2 y T3, todas ellas perfectamente restauradas o muy bien conservadas. En la foto (bastante mala), una Samba. En la zona de furgonetas habí­a unos curiosos sillones (asientos de GTI I con ruedas), para sentarse y admirar las bonitas piezas expuetas. [​IMG]
    Este TT corrió en el Parí­s Dakar de 1980. Recuerdo haber visto fotos en revistas, El vehí­culo se conserva tal y como acabó la carrera. A la izquierda, el taxi mexicano.
    [​IMG]
    Un 1500 Cabrio, un VW militar, un Golf estadounidense..... el museo muy bonito y con piezas únicas, con coches desde los 40 hasta casi la actualidad.

    A la salida a pasar por la tienda y a llevarse a casa más recuerdos. Os dejo abajo el link de la web del museo, y el catálogo del mismo, que por cierto, sólo se ofrecí­a en Alemán.

    http://automuseum.volkswagen.de/

    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]

    Bueno, queda por contar las aventuras de Praga y República Checa, y los museos Mercedes y Porsche en Stuttgart. Espero colgarlo en breve.

    Saludos,

    Pepe
     
  2. fer

    fer Miembro activo

    Registrado:
    1 Sep 2002
    Mensajes:
    2.000
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    En un lugar imposible de hallar
    Pepe, tiene una pinta estupenda, estoy deseando ver el resto...

    Saludos envidiosos.
     
  3. manolo correa

    manolo correa Miembro activo

    Registrado:
    9 Dic 2003
    Mensajes:
    2.045
    Me Gusta recibidos:
    11
    Ubicación:
    Granada
    El año pasado hice algo parecido, el destino era Baviera, y fue un viaje precioso, en una ciudad alemana llamada Nordlingen im Ries, coincidimos con una prueba de regularidad, y unos coches acongojantes, y tambien visitimos el museo BMW en Munich, y el museo tecnico aleman de munich, que incluia varios coches antiguos, motos, aviones, barcos, trenes, una maravilla...
     
  4. jaskaiser

    jaskaiser Miembro bien conocido

    Registrado:
    22 Ene 2003
    Mensajes:
    7.022
    Me Gusta recibidos:
    32
    Ubicación:
    En un lugar de La Mancha
    Pepe G, precioso viaje y muy interesante tema, lo pienso seguir con atención.

    La flecha de Plata que comentas es un W154, el W157 que tú comentas es un turismo de gran porte de Mercedes, un 600K, pero que se trata de un prototipo realizado en 1941-42 y que nunca llego a comercializarse.

    Saludos
     
  5. vicen

    vicen Miembro bien conocido

    Registrado:
    14 Mar 2003
    Mensajes:
    3.420
    Me Gusta recibidos:
    605
    Ubicación:
    Madrid
    Muy bonita la historia de tu viaje. Enhorabuena por el reportaje.

    Por cierto, parece que SI es posible respetar los lí­mites de velocidad...

    Un amigo que ha estado en Bélgica este verano me comentaba que nadie pasa de 120. Otro amigo, belga me dijo: "claro, a 150 nos quitan el carnet!!"
     
  6. Francisco José Pérez

    Francisco José Pérez Miembro activo

    Registrado:
    16 Ago 2004
    Mensajes:
    1.605
    Me Gusta recibidos:
    8
    Ubicación:
    lagoness
    Enhorabuena por el reportaje. La verdad es que cuando se sale fuera de España hay cosas que, a mi por lo menos, no dejan de sorprenderme.
    Una de ellas, aparte de que casi todo el mundo conduce más relajado (o al menos eso me ha parecido a mi siempre que he salido fuera), es el respeto que se tiene a los demás, cediendo el paso, no atosigando ni dando luces cuando tú vas más despecio que el resto o simplemente porque no encuentras la salida que buscas. Eso es lo que más me ha sorprendido de la forma de conducir de nuestros vecinos.
    Respecto a los lí­mites de velocidad, sí­ es cierto que las penas son muchí­simo más duras que aquí­, no sólo en cuanto al dinero a pagar por las multas, sino porque pueden llegar incluso a pena de cárcel a poco que te pases. Claro que también creo que en general, sobre todo paí­ses como Alemania o Suiza tienen una cultura automovilí­stica bastante más amplia que la nuestra.
    Espero que veamos pronto el resto del viaje. Un saludo
     
  7. BrakePad

    BrakePad Miembro activo

    Registrado:
    28 Ago 2002
    Mensajes:
    2.637
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    de 8 a 17 en la Zona Franca.El resto, en Tarragona
    Pepe, me ha encantado la crónica. Enhorabuena (y esperando la segunda parte).

    Un saludo.

    Brake.
     
  8. Abel

    Abel Miembro bien conocido

    Registrado:
    28 Ago 2002
    Mensajes:
    3.740
    Me Gusta recibidos:
    485
    Muy buena la cronica de un viaje que ya me gustaria hacer.

    Espero impaciente la cronica detallada por capitulos :)
     
  9. Davidclx

    Davidclx Miembro bien conocido

    Registrado:
    7 Sep 2002
    Mensajes:
    3.869
    Me Gusta recibidos:
    124
    Ubicación:
    Tafalla (Navarra)
    Muy bonito el viaje, qué envidia me das.
    Un saludo.
     
  10. 525i

    525i Miembro activo

    Registrado:
    28 Ago 2002
    Mensajes:
    995
    Me Gusta recibidos:
    82
    Ubicación:
    Avilés, Asturias
    Muy buena la crónica Pepe. Gracias por compartir con nosotrso los recuerdos de ese viaje.
    Un saludo.
     

Compartir esta página