1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

3780 km como en los buenos tiempos[ojo,tocho y muchas fotos]

Tema en 'Viajes y Gastronomía' iniciado por BrakePad, 29 May 2005.

  1. BrakePad

    BrakePad Miembro activo

    Registrado:
    28 Ago 2002
    Mensajes:
    2.637
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    de 8 a 17 en la Zona Franca.El resto, en Tarragona
    Martes 10 de mayo, 5 h de la mañana. Hoy toca levantarse temprano, hay que dejar la casa adecentada hasta dentro de 8 dí­as, que son los que vamos a estar fuera. Como siempre, el dí­a D ha llegado, y la mitad de cosas siguen sin hacer. Esa cita con el tapicero sigue pendiente, así­ como un cambio de neumáticos que, a pesar de no ser muy acuciante, serí­a de agradecer, ya que los 195/70 14 que calza nuestra montura tienen algo menos de desarrollo que las originales 175R14.

    Dentro de unos minutos pondré en marcha el motor de mi 504 GL diesel de finales de 1976 para no volver a casa hasta dentro de más de 3000 kilómetros. Está todo planeado, los hoteles reservados, el destino claro, y hasta ahora el vehí­culo no ha dado sí­ntomas de flaqueza, aunque han sido sólo 1500 los km que he hecho con él desde que lo tenemos. Su anterior propietario lo cuidó con mimo y estoy seguro que agradecerá todos los cuidados recibidos tanto por él como por nosotros. Me vienen a la cabeza las interminables horas de tren por navidades, el desayuno en Madrid a las 7 de la mañana el 29 de diciembre después de bajar del tren que nos habí­a llevado allí­ desde Barcelona mientras esperábamos al siguiente que nos llevarí­a a Jaén a recoger el coche.

    Son las 7,10 h de la mañana del martes 10 de Mayo. Tras haber recorrido 70 km, lo dejo en el aparcamiento de la empresa y antes de empezar a andar hacia la entrada lo miro, como diciéndole "luego nos vemos".

    El dí­a transcurre con normalidad, aunque el hecho de que sea el último dí­a antes de partir genera una efervescencia algo superior a la habitual. Mucho trabajo, muchas llamadas, y algo de stress por el hecho de tener que dejar todos los cabos atados para los próximos ocho dí­as.

    Son casi las 18 h. Salgo tarde -como siempre-, sin embargo hoy es un dí­a especial y seguramente este hecho se refleja en mi rostro. Contacto, precalentamiento, arranque instantáneo, una secuencia que se convertirá en habitual durante los próximos dí­as.

    En la estación de Renfe de Cornellá me espera impacientemente Alba cargada de bolsas. Tras recogerla enfilamos hacia nuestro primer destino -Olot-, donde pasaremos la noche en casa de mis suegros.

    En Olot repaso la ruta para el dí­a siguiente. Unos 600 km hasta Clermont-Ferrand. Nos lo tomaremos con calma, la intención es evitar la autopista de peaje en la medida de lo posible, aunque en Francia esto puede llegar a ser desesperante con rotondas cada 50 metros en algunas ocasiones.

    Miércoles 11 de mayo. Estamos a punto. Tras las despedidas de rigor, tomamos la N260 hasta Figueres. Luego la NII nos llevará hasta la Jonquera, donde llenaremos el depósito, cuestión de economí­a ya que en el paí­s vecino el combustible puede llegar a ser hasta un 15% más caro.

    Comemos en Perpignan. Hemos salido tarde y deberemos intentar evitar paradas posteriores en la medida de lo posible. Salimos de Perpignan rumbo a Millau y al viaducto más alto del mundo. Hasta hace poco, la A75 quedaba truncada a la altura de este lugar. Debí­a atravesarse la ciudad, a la que se accedí­a después de kilómetros de curvas tras escalar el col de l'escalette, y para volver a la autopista debí­an treparse otras tantas rutas de montaña.

    El viaducto de Millau es una extraordinaria obra de ingenierí­a civil que impresiona, sobre todo vista desde lejos. En unos pocos minutos se
    atraviesa un valle que hasta hace poco, en los éxodos estivales, podí­a llevar hasta 4 horas.

    [​IMG]
    A punto de atravesar el viaducto

    Tras un par de cortas paradas, y aún con luz de dí­a llegamos a Coudes, donde pasaremos nuestra primera noche fuera. La etapa de mañana se prevé algo más dura, ya que deberemos atravesar Parí­s en hora punta, y eso es algo que previsiblemente necesitará su tiempo. Afortunadamente el tiempo nos está acompañando, no llueve, ni tampoco hace un sol asfixiante. Perfecto.

    Jueves, 12 de mayo. Salimos algo más temprano en busca de un buen desayuno, que encontramos justo antes de Clermont-Ferrand. El sol nos saluda a eso de las 11 de la mañana. La A75 gratuita se acaba y debemos tomar carreteras nacionales que a menudo atraviesan pueblos y ciudades haciendo más entretenida nuestra ruta aunque sea a costa de ralentizar nuestra marcha. Hay un buen trecho desde Clermont-Ferrand a Parí­s, aunque no tenemos prisa. Pasamos cerca de Fontainebleau y atravesamos Nemours después de comer.

    Pasado Nemours el tráfico se intensifica. En Melun nos incorporamos a la A105 que nos llevará hasta el Boulevard periphí¨rique que deberemos usar para rodear Paris intentando no perder demasiado tiempo. Para desgracia nuestra son las 5,30 h de la tarde y nos vemos metidos en un monumental atasco durante casi una hora, que es lo que tardamos en tomar la Pte. de La Chapelle hacia la autopista Paris-Lille/Bruselas. Tras varios intentos infructuosos de recorrer los algo más de 200 km que nos separan de Lille por carreteras nacionales, nos reincorporamos a la A1. Parece ser que han puesto especial cuidado en no poner indicaciones explí­citas sobre la dirección a tomar si se quiere llegar a Lille, a no ser, claro está, que se tome la ví­a rápida y se pague su pertinente peaje.

    Cenamos antes de llegar a Lille y recorremos nuestros últimos km hasta el hotel, a escasos 1500 m de la frontera belga. Llevamos unos 1300 km desde que salimos de casa, y mañana sólo nos quedan unos 300 km hasta nuestro destino. En el aparcamiento de nuestro hotel hay numerosas plataformas con matrí­cula polaca y checa cargadas de coches accidentados franceses. Parece ser que la deslocalización también funciona a pequeña escala.

    A las 8 de la mañana de un viernes 13, si eres supersticioso, lo mejor que puedes hacer es quedarte en la cama. Como no era nuestro caso, nos levantamos y nos fuimos a desayunar. Si no nos entretenemos demasiado, nos podremos permitir el lujo de hacer algo de turismo por Bélgica y Holanda antes de terminar nuestro viaje de ida. El paseo por Bélgica es un puro trámite, ya que sus ví­as rápidas son estupendas, además de gratuitas, al menos en el caso de las que tuvimos que tomar nosotros. Numerosos vehí­culos levantan el pulgar mientras nos adelantan, y el saludo es mutuo. Nos detenemos en Gante para hacer turismo, tomar unas fotografí­as y comer alguna cosa.

    Afrontamos nuestra última etapa con tranquilidad. Pasado Amberes, la transición de Bélgica a Holanda es indolora: es difí­cil darse cuenta de que uno ha cambiado de estado a no ser que te fijes. Sin garitas, sin policí­a, sin conos. Sin nada.

    Pasado Breda nos desviamos por la A27 hacia Utrecht, nuestro punto de destino. Unos km más adelante nos adelanta un Honda arrastrando una plataforma sobre la que hay fijado un minúsculo Peugeot de los años 20. En la siguiente salida se incorpora a la autopista un 203 break. Parece que no nos hemos perdido. El Honda, que circula delante nuestro, toma la dirección de Amsterdam para dirigirse a Breukelen. Nosotros iremos al hotel a hacer el check-in y dejar las maletas.

    Tenemos tiempo para pasear un rato por Utrecht. Durante nuestra estancia en Holanda, no visitaremos Amsterdam, sin embargo la zona centro de Utrecht,en particular los alrededores del Oude Gracht, nos parece muy bonita.

    A las 17 salimos del hotel y nos dirigimos al edificio "Peugeot Experience" en Breukelen. Se trata de una especie de mega-concesionario en el que hay situada, además de una enorme zona de venta de vehí­culos nuevos, una sección a la entrada donde se exponen modelos ancestros. Hoy, sin embargo, los ancestros son mayorí­a y ocupan todo el aparcamiento del edificio. Toca registrarse, curiosear entre los coches, acordar el plan para mañana, y a eso de las 19,30 h, cenar y volverse al hotel a descansar para el dí­a siguiente.

    Sábado 14 de Mayo. Hasta las 11 tenemos tiempo de hacer otro poco de turismo y compras en la ciudad. Tal vez a algunos les pueda resultar sorprendente ver ese dí­a a dos catalanes que van en un coche con matrí­cula de Ceuta tomando bollos berlineses en la Lange Viestraat de Utrecht. "Deben ser cosas de la globalización", habrán pensado, sin duda.

    A las 11 estamos otra vez en Breukelen. Nuestros intentos de llegar allí­ con el coche limpio resultan estériles: no hemos conseguido encontrar ningún lavado de coches en nuestro camino entre Utrecht y Breukelen, y la recepcionista de nuestro hotel nos ha dicho que como no tiene coche no puede ayudarnos.

    Alrededor de las 11,30 h es nuestro turno de salida. Tenemos por delante una ruta guiada en coche a través de los tópicos más tópicos de los paí­ses bajos: molinos, canales, prados verdes y campos de tulipanes (aunque tulipanes vimos más bien pocos)

    [​IMG]
    A punto de recoger la hoja de salida en Breukelen

    La primera parte de la ruta nos llevará hasta la hora de la comida por pintorescos lugares. La velocidad de crucero es muy baja, las carreteras son estrechas, y en esta parte del recorrido se comparten con los ciclistas, que son legión. Entre prado y prado encontramos una gasolinera con túnel de lavado. Entramos con el coche lleno de mugre y salimos con él reluciente al sol del mediodí­a. Un poco más adelante, toca hacer cola: un transbordador nos va llevando, por turnos, de aquí­ para allá para que podamos seguir nuestro camino.

    [​IMG]

    tras unos 80 km llegamos al castillo Ophemert donde nos dan de comer, antes de tomar el camino de retorno, cuyo destino, esta vez, es Vollenhoven. En Culemborg toca otra vez transbordador.

    [​IMG]
    [​IMG]

    Columbo nos guiaba por el buen camino:

    [​IMG]

    Y también tení­amos quien nos cubrí­a la retaguardia:

    [​IMG]

    Tuvimos libertad para hacer lo que nos apeteciera el resto de la tarde. Los coches quedaron aparcados en otro prado.

    [​IMG]

    Al dia siguiente el cielo amaneció plomizo y nos obsequió con lluvia. Por suerte el tema se arregló hacia media mañana.

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]

    Aquí­ ya habí­a dejado de llover. Creo que este debe ser el único lugar del mundo donde los generadores se ponen "a nivel del mar". No entiendo mucho de aerogeneradores pero dirí­a que los que he visto en otras partes tampoco son tan bajitos.

    [​IMG]

    A la hora de la comida habí­a salido el sol y pudimos hacer buenas fotos.

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]

    El retorno fue la última de nuestras 4 rutas. Después de una ligera merendola (comida que no falte) nos despedirí­amos hasta el próximo año.

    [​IMG]
    Nótese que el vehí­culo de asistencia tiene el intermitente puesto

    Al dí­a siguiente iniciamos nuestro viaje de retorno. Si bien la ida la hicimos en dos dí­as y medio, con mucha calma, para la vuelta evaluamos la posibilidad de estar de vuelta el martes por la noche. Decidimos pasar por Bruselas, hacer un poco de turismo y dormir en Nemours en lugar de en Lille. Esto son unos 700 km por delante para hoy.

    El viaje de retorno se hace con menos ánimo, las vacaciones siempre se hacen cortas y sólo nos queda el viaje.

    Salimos de Bruselas hacia las 5 de la tarde, tras haber comido y haber comprado bomboncitos belgas (que dicen que son buenos).

    [​IMG]
    En esta gasolinera sólo repostaban los buenos (Foto de Alba)

    A eso de las 23 hemos llegado al último hotel en el que dormiremos durante este viaje, en Nemours. Mañana hay que levantarse temprano si queremos llegar a una hora prudente a casa, ya que tenemos poco menos de 1000 km a nuestro crucero de 100 km/h por carreteras nacionales.

    Martes 17 de mayo. Sé que hoy es el último dí­a y querrí­a que el camino no se terminara. Esta etapa no tiene ninguna novedad ya que desharemos el camino que hicimos la pasada semana. En Clermont-Ferrand se pone a llover, y la lluvia nos acompaña hasta pasado Beziers.

    Esa misma noche llegamos a casa, tras 3780 km recorridos. El coche descansará hasta el próximo fin de semana, cuando tendrá que recorrer otros 700 para ir y volver de Tarazona. Todo avanza, todo evoluciona, pero yo...yo no quiero un tedeí­.

    Saludos.
     
  2. cullera

    cullera Miembro bien conocido

    Registrado:
    19 May 2005
    Mensajes:
    2.313
    Me Gusta recibidos:
    391
    Bonito reportaje, te lo debes de haber pasado muy bien...si acaso que eso no se llamaba intermitente, en ingles creo que los llaman traficator, aqui no caigo cual era el nombre.. ;) por puñetear un poco na mas.
    Ah y viendo el viaducto de Millau, hace poco en Discovery channel pusieronun reportaje sobre la construcción, (interesante lo fueron haciendo a empujones, ponian en los lados las piezas y un complejo sistem iba desplazando el tablero hacia adelante), y como curiosidad los ingenerieros y trabajadores que controlaban el ema del desplazamiento del puente eran todos españoles, bueno lo que no quita para que la grandeur de Francia no se els cayese de la boca, tos franceses......

    Creo que me he dispersado no?

    Preciosos peugeot
     
  3. rafa505

    rafa505 Miembro bien conocido

    Registrado:
    28 Ago 2002
    Mensajes:
    3.909
    Me Gusta recibidos:
    35
    Ubicación:
    Málaga
    Xavi, eres un maquina; felicidades por el relato, por el viaje, por el coche....
    ¿Cuantas reuniones Peugeot llevas ya?
    Me encantarí­a seguir un dí­a tu estela hasta una de esas reuniones internacionales con mi 505 V6.

    Saludos:
    Rafa.
     
  4. orion

    orion Miembro activo

    Registrado:
    22 Ene 2003
    Mensajes:
    1.133
    Me Gusta recibidos:
    1
    Ubicación:
    Sestao, Bizkaia
    Menudo viajecito, que envidia!
     
  5. Didac S

    Didac S Miembro bien conocido

    Registrado:
    28 Ago 2002
    Mensajes:
    9.450
    Me Gusta recibidos:
    301
    Ubicación:
    Vilafranca del Penedès (Barcelona)
    Excelente relato y enhorabuena por haberlo paasado tan bien.
    HArí­an falta más reuniones internacionales en nuestro paí­s para estrechar lazos con nuestros vecinos.
    Saludos
     
  6. Manolo Darth Russell

    Manolo Darth Russell Miembro bien conocido

    Registrado:
    15 Sep 2004
    Mensajes:
    7.108
    Me Gusta recibidos:
    107
    Ubicación:
    Magerit
    Que maravilla de viaje, Alba y Xavi, tranquilitos, sin prisas, turisteando y al final rodeados de magní­ficos coches.

    Me he pasado un rato muy entretenido con tu relato (piénsate escribir en una revista de viajes,je,je) y con las fotos tan buenas.

    Un saludo.
     
  7. Supercinco

    Supercinco Miembro bien conocido

    Registrado:
    1 Oct 2002
    Mensajes:
    2.163
    Me Gusta recibidos:
    36
    Ubicación:
    Madrid
    Madre mí­a, eso son concentraciones.... qué envidia (aunque en las de aquí­, seguro que somos más majetes ;-)))
     
  8. El gran Lebowski

    El gran Lebowski Miembro bien conocido

    Registrado:
    20 May 2004
    Mensajes:
    1.114
    Me Gusta recibidos:
    38
    Ubicación:
    los Madriles
    Joer que envidia me das xavi, siempre he tenido ganas de embarcarme en un viajecillo como el tuyo en un coche antiguo. Magnifica también la crónica.
    ¡Un saludo!
     
  9. Fanalone

    Fanalone Miembro

    Registrado:
    7 Sep 2004
    Mensajes:
    618
    Me Gusta recibidos:
    15
    Ubicación:
    Madrid
    Qué maravilla!!! Peugeots a raudales!!!!!

    Gracias por compartir tu viaje y todas esas fantásticas fotos con nosotros.
    He disfrutado mucho.
     
  10. jmerelo

    jmerelo Miembro bien conocido

    Registrado:
    28 Ago 2002
    Mensajes:
    20.408
    Me Gusta recibidos:
    3.412
    Ubicación:
    40°37'2.23"N 3°32'44.73"W
    Precioso viaje, si señor.

    Hace tiempo que vengo rumiando hacer la ruta de los Pirineos francaises entrando por Port Bou y regresando por Irun. He viajado varias veces por alli pero siempre en tramos parciales para ir a esquiar o de paso hacia los Alpes, son unos parajes increibles.

    Saludos y enhorabuena.
     

Compartir esta página